Tuertos en el país de los ciegos

jueves, agosto 03, 2006

Off ye go ! El creador del blog se presenta.

Saludos cordiales. Quisiera hacer algunos comentarios, como creador, instigador y culumbrete supremo (sic) de este blog.

Mi relación con Japón es de amor-odio, tanto en un sentido simultáneo, como temporal (en ese orden, he pasado de querer al país a estar algo harto de él según cómo me levanto). Es triste que un lugar que siempre te ha gustado, desde pequeño, se esté yendo a pique ante tus propios ojos, por la inoperancia de unos pocos. En el fondo, me gusta este país (si no, no estaría en él), pero no aguanto el trato que, si rascas la costra superficial de falsas buenas maneras que lo recubre todo, se ve que se nos reserva a los que venimos aquí a aprender, trabajar, en resumen, a contribuir a esta sociedad con toda nuesta ilusión.

A la larga, he acabado dándome cuenta de las cosas importantes en esta vida (no las voy a mencionar, porque son subjetivas), y veo que esta sociedad se basa en la negación sistemática del permiso para satisfacer muchas de esas necesidades. Quería, pues, antes de irme de este lugar el próximo mes de marzo, expresar mi descontento con cómo se llevan muchas cosas en esta sociedad (política, economía, etc.), y para ello espero la colaboración de mis amigos que, al igual que yo, han vivido experiencias que con el tiempo han resultado ser tremendamente frustrantes en este lugar.

Soy estudiante de lingüística, con una beca (que agradezco profundamente al gobierno que tanto critico, pero creo que lo uno no quita lo otro: desacuerdo con agradecimiento, pero sin sumisión), resido en Kobe (ahórrense los comentarios baloncestísticos) desde hace 3 años y medio, y he vivido 1 año con anterioridad en Tokyo. Hablo a título exclusivamente individual cuando digo que admito que no es una estancia tan larga como para que mis palabras estén escritas en piedra (que no lo están, como las de nadie), pero sí que defiendo que ha sido una estancia muy fructuosa en cuanto a darme cuenta de cómo el país se está yendo a pique: uno no ve si no quiere mirar, y ese no ha sido mi caso.

Los posts de este blog versarán, imagino, sobre diversos temas, experiencias y hechos culturales y sociales relacionados con nuestra vida en Japón. Algunos pueden pareceros barbaridades, algunos incluso mentira, pero nada más lejos de la realidad: sabemos de qué hablamos, porque todo esto lo hemos vivido.

Sobre gustos no hay nada escrito, se dice. Cierto. Soy consciente de que nuestros comentarios irritarán a unos, desilusionarán a otros y dejarán fríos a unos pocos. Sin embargo, espero que sirvan para dar a conocer con un poco más de exactitud la realidad social del Japón actual a toda la gente que, o bien no tienen una opinión mínima, o bien se creen que aquí hay samurais y geishas, o bien manejan tópicos que sí definirían a Japón hace 30 años, o bien se creen que este lugar es un parque temático de videojuegos, manga y animación.

Ahí lanzo eso.
Atte.
R

5 Comments:

  • He enpezao a leerme el blog desde tu ultimo post, asta llegar a este. Yo soy un fanatico de Japon y de todo lo que viene de dicho pais. Garcias a tu blog me estoy dando cuenta de cosas que no me habia cuestionado nunca, y agradezco que habras los ojos de mucha gente como yo que tienen el pais del sol naciente como en un altar.

    Gracias por vuestros Post.

    By Anonymous FoRTu, at vie. oct. 06, 08:05:00 p. m. GMT+9  

  • Vaya, gracias por llegar hasta el final del blog ^^. Habrá sido un esfuerzo titánico aguantar todos estos rollazos.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at vie. oct. 06, 08:47:00 p. m. GMT+9  

  • Hola! Te felicito por el blog, es muy interesante, y ademas concuerda totalmente vuestros dichos conlos vertidos en otro blog de un compatriota mio, que pueden darse una vuelta por alli ya que es de una tematica similar a este, y se pueden leer los dos: www.unargentinoenjapon.com
    Realmente los felicito y les agradezco a ustedes y al otro blog citado que nos abran los ojos respecto a un pais que uno tiene idealizado en muchisimos aspectos, y que la dura realidad hace que te los estrelles contra un muro de concreto...
    Saludos desde Buenos Aires!
    Gustavo

    By Blogger Gustavo G., at vie. oct. 27, 06:07:00 p. m. GMT+9  

  • Saludos, Gustavo

    Como verás, tenemos el enlace al blog que comentas en la parte de enlaces de nuestro blog (admito que es algo pesada de encontrar, pero bueno, es una plantilla ya hecha, y no se programar blogs ^^ ) Gracias por los apoyos :)

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at vie. oct. 27, 09:41:00 p. m. GMT+9  

  • Te felicito por el blog. Yo estuve viviendo (aguantando) 9 años (se ve que el límite de años que suele aguantar el extranjero medio son 10) y me tuve que venir porque me di cuenta de que lo que en principio era "amor" se había convertido en "odio". En ese aspecto me pasa como a ti.

    Yo sigo admirando su cultura (me estoy leyendo el libro de "Musashi Miyamoto" en japonés y me encanta, por citar un ejemplo), pero esa cultura vi como empezó a joderse de un tiempo a esta parte, y además el racismo y la intolerancia a los extranjeros (muy difícil de ver a primera vista) me convirtió lo que en principio era una aventura maravillosa, en un infierno.

    Por otro lado, a veces he sentido que me preocupo mas por Japón que los propios japoneses, y hasta conozco mejor su idioma que muchos de ellos (sobre todo niñatos que no saben ni escribir, porque es otro tema que daría para mucho, el borreguismo que hay en la juventud hoy dia, hablan como monos, con monosílabos), por eso me jode cuando en España me dicen eso de "si no te fue bien allí sería porque no sabrías adaptarte". Es lo que te suelen decir, supongo que porque es más fácil pensar que uno está equivocado, en lugar de pensar que una sociedad entera lo está. Dudo que haya muchos mas extranjeros que hayan ido de la forma respetuosa en que fui yo, hablando japonés desde el primer dia, metiéndome en una academia para perfeccionar, y respetando a todos. Pero cuando se trata de Japón, ningún esfuerzo por integrarse es nunca suficiente, y eso a la larga va desgastando la moral y la autoestima.

    Es como le oí a un tibetano en un documental cuando hablaba de China: De nada sirve tratar de dar la mano a alguien cuando tiene el puño cerrado. Para darse la mano hacen falta dos personas, mientras que para dar un puñetazo basta sólo con una. Y claro, cuando uno va a un país a darles la mano y sólo recibe puñetazos...

    By Anonymous Anónimo, at mié. feb. 01, 01:57:00 a. m. GMT+9  

Publicar un comentario

<< Home