Tuertos en el país de los ciegos

domingo, agosto 27, 2006

La generación perdida. Parte 1: "Los responsables"

Estudiantes de bachillerato iniciándose tempranamente en las malas artes.El fin de la segunda guerra mundial dejó a Japón sumergido en la pobreza y en una fuerte posición de desventaja económica e industrial respecto a los países aliados. Surgió entonces un sentimiento para sacar hacia adelante el país con el sacrificio colectivo. Este sacrificio fue el responsable del llamado milagro japonés y supuso uno de los crecimientos económicos más sorprendentes de la historia económica moderna.


Para hacer al país más competitivo la gente comenzó a trabajar desmesuradamente, dando más prioridad a los intereses de las empresas que a los propios. Se hizo habitual la imagen de trabajadores encerrados en la oficina hasta tarde y volviendo a casa a altas horas de la noche. A la disponibilidad total de horarios le siguió la libertad total de las empresas para destinar al trabajador que quisieran a la sucursal que más les conviniera, ya fuera dentro del país o bien fuera.

Si bien fue esto lo que convirtió en pocos años a Japón en la segunda potencia económica mundial, es precisamente el motivo que está llevando el país a la ruina. ¿Pero tiene algo de malo trabajar de la mañana a la noche? La gente estaba demasiado ocupada como para plantearse esta pregunta.

El futuro de un país es su juventud, y los responsables de la educación de ésta, la generación que la precede. Esta educación se puede dividir en dos partes. La primera, la educación que se recibe en la familia, y la segunda la formación académica.

Seguro que la persona con quien habla este salary man no es su hijo.La encargada de educar a los hijos es la familia. Pero si la familia está todo el día en la oficina no hay nadie que lo vaya a hacer por ellos: los hijos no se van a educar solos. En una familia típica japonesa el padre se va a trabajar antes de que se levanten sus hijos y vuelve cuando ya están durmiendo. Muchas veces el padre vuelve todavía más tarde, después de beber con los compañeros de trabajo, algo que se considera normal y parte de éste. Si padres e hijos no están juntos la comunicación entre ambas partes es imposible y no se pueden transmitir a los hijos valores morales básicos que difícilmente podrán ser adquiridos cuando sean adultos.

Esta situación es todavía más acentuada cuando el padre es destinado por la empresa a una sucursal en cualquier parte del país o incluso fuera de éste. A diferencia de lo que muchas personas pueden pensar, esto no es algo que sea voluntario, si no que es una obligación, y la compañía no tiene en cuenta la situación familiar del empleado. Es decir, que si éste tiene dos hijos que llevan estudiando tres años en una misma escuela y la empresa le ordena trabajar para una sucursal que se encuentra a más de 500Kms de distancia, al empleado no le queda más remedio que mudarse con toda la familia, interrumpir el curso escolar de sus hijos y cambiarlos de colegio. Otra opción por la que optan muchos padres es dejar sola a la familia e irse a vivir al sitio donde han sido destinados.

A todo esto hay que sumar la actitud del gobierno que como siempre da prioridad a las empresas sin pensar en las personas. No solamente estoy hablando de los derechos de los trabajadores y de sus familias, sino también de la pasividad de un ejecutivo que no hace absolutamente nada para defender a los menores de una exposición constante a la publicidad abierta en la calle de locales de alterne y la pornografía, delante de la que se encuentran completamente indefensos. No es un hecho extraño, pues, el ver a gente en el tren leyendo publicaciones de carácter pornográfico delante de todos.

Por otro lado, también se echa de menos la intervención del gobierno ante un sistema de contratación de empleados que lleva más de veinte años obsoleto y no se adapta a la realidad actual de Japón. En la época de la burbuja económica, hasta principios de los 90, las compañías contrataban solamente a los universitarios recién graduados. Si uno no era capaz de conseguir un puesto de trabajo el año de su graduación, difícilmente lo podría hacer durante el resto de su vida, ya que las compañías estigmatizan a todo aquel que ha estado un año sin tener trabajo. En la actualidad muchas empresas han sustituido los trabajos fijos por arubaito, que es un empleo sin contrato donde se cobra por horas, no hay seguro médico, los ingresos son inestables y el empleado es susceptible a ser despedido cuando más le convenga a la empresa. De este modo se han sustituido muchos trabajos fijos por empleos basura, agravando así todavía más el problema de la falta de empleo. Los estudiantes tienen serios problemas para encontrar trabajo una vez se han graduado, y al tener las empresas el mismo criterio que hace veinte años, jóvenes graduados y teóricamente preparados ven como se les cierra el mercado laboral a los 23 años por el simple hecho de no haber encontrado trabajo a los 22.

Si bien mientras los hijos no eran mayores de edad el problema no era muy evidente, ahora que esta generación ha crecido los mayores se están dando cuenta de que es una generación perdida e intentan buscar un culpable sin querer darse cuenta de que son ellos mismos: una generación siempre es el resultado directo de lo que ha creado la anterior.

Veamos a continuación algunas de las consecuencias de lo que acabo de explicar:

  • El futuro de Japón reunido.A falta de otros valores, los jóvenes se han vuelto extremadamente materialistas. Muchas chicas han aprendido a apreciarse a sí mismas y a los demás solamente por lo que tienen. Muchas de ellas están completamente obsesionadas por comprar artículos de marca como Gucci, Louis Vuitton o Chanel.
  • Los nuevos padres, al haber crecido en un entorno donde la relación con la familia era prácticamente inexistente, son incapaces de dar cariño a sus propios hijos. Esto ha propiciado una campaña de anuncios en televisión pidiendo expresamente a los padres que hablen con sus hijos y que los abracen.
  • Muchas estudiantes de secundaria, generalmente entre los catorce y dieciocho años de edad, se prostituyen solamente para poderse comprar artículos de marca. Sus clientes son generalmente hombres entre cuarenta y sesenta años de edad, casados y con hijos.
  • Muchas otras chicas, ya pasados los 18, optan por trabajar en un hostess club, un trabajo que se basa en trabajar en un club nocturno, con ropa muy ligera, sirviendo alcohol y dando conversación a hombres que pagan por su compañía. El objetivo del trabajo es beber y vender cuanto más alcohol posible. Muchos hombres ofrecen dinero a cambio de otros favores que van desde hacer de acompañante a mantener relaciones sexuales. El dinero que pueden ganar varía mucho dependiendo del local y de las ventas, aunque suele ir de 3000 yenes la hora a más de 15000.
  • Otras muchas chicas trabajan en locales de "health", cuyo nombre es un tabú para hacer referencia a prostíbulos. Paradójicamente se da el hecho de que la prostitución está expresamente prohibida por la ley, de manera que el sexo, como tal, nunca puede ser practicado en dichos locales. Conociendo a chicas que han trabajado en estos locales, es una de las formas más fáciles para ganar más de un millón de yenes mensualmente.
  • Muchos jóvenes japoneses se cierran en banda y se aíslan completamente de la sociedad, encerrándose en sus habitaciones durante periodos que pueden llegar a durar años. Este fenómeno es llamado hikikomori y entre otros motivos es resultado de la frustración del individuo por no poder cumplir unos obsoletos paradigmas que se esperan de él (encontrar trabajo fijo a los veintidós años y ser una persona útil para la sociedad). El estigma de que si una persona no ha conseguido trabajo en el año de su graduación es un inútil, hace que las empresas cierren el mundo laboral a todas estas personas. Además, la edad máxima exigida para los nuevos empleados agrava la situación de estas personas que ven como les cierran todas las puertas del mercado laboral antes de que puedan llegar a cumplir los 30 años de edad. Esto lleva a muchos a la desesperación e incluso al suicidio.
  • La cultura del esfuerzo, que siempre ha caracterizado a la sociedad japonesa, se está perdiendo poco a poco. Muchos son los jóvenes que se centran en el presente sin ninguna planificación de futuro. Pese a no tener recursos económicos ni empleos estables, muchos quieren seguir el ritmo consumista al que estaban acostumbrados cuando eran pequeños. Por este motivo proliferan compañías que prestan dinero a cambio de elevados intereses. Muchos jóvenes se han llenado de deudas que no pueden pagar y la situación se ha hecho tan insostenible que se ha tenido que lanzar una campaña publicitaria en televisión a nivel nacional para advertir a los jóvenes del peligro de endeudarse excesivamente. Pinchad aquí para ver directamente el anuncio.
  • En este tren se esta dabuten, colega.Se echa en falta un mínimo de modales en los jóvenes. Muchos se sientan en el suelo en cualquier parte para comer, ya sea delante de una tienda como en el tren. Muchos hacen caso omiso de la prohibición de fumar en estaciones y otros sitios públicos. Otros hablan a voces por el teléfono en el tren, pese a estar prohibido y sin tener en cuenta las personas que se encuentran a su alrededor. Otros muchos muestran una seria falta de respeto por todos los demás,como en la manera de dirigirse a la gente. Y ya se ha hecho habitual el ver a gente tirar basura en cualquier lugar. En la página que he mencionado arriba se pueden ver varios spots que intentan concienciar sobre este problema.
  • La delincuencia juvenil ha subido estrepitosamente en los últimos años, algo que era impensable en un país como Japón. Los casos de tirones cada vez se están haciendo más habituales. También están al alza los hurtos en tiendas y supermercados, entre los cuales se encuentran los robos de cosméticos perpetrados por colegialas.

Una cosa que me hace muchísima gracia es ver como muchos japoneses de más de cincuenta años se quejan de la actitud de la juventud de su país tachándolos de maleducados y de inútiles. Muchos de ellos se lo reprochan directamente a la cara, haciéndoles pasar un mal rato en el tren con un discurso critico-destructivo. Si bien tienen razón, no saben darse cuenta que es el resultado directo de lo que ellos han creado. Se creen que los niños se crían a sí mismos.

Si en este post me he centrado básicamente en la educación a nivel familiar, en el próximo post hablaré sobre la formación a nivel académico, especialmente sobre la universitaria. Ésta, junto a los criterios de las empresas a la hora de reclutar empleados, ha hecho de las universidades japonesas una simple extensión del bachillerato donde no se aprende nada.

16 Comments:

  • The man fathers the child, and the child is father to the man.

    En otras palabras: según crezca el niño, así será el hombre.

    Estoy seguro que todos conocemos el típico caso: Los padres con muchas expectativas, que a las primeras de cambio empiezan a pasar del niño (o no tanto) porque no les hace caso en todo, y combinan largos periodos de pasotismo con olas de severidad (y broncas). Son los que luego se lamentan: "Nunca me hizo caso" "Nunca me escuchó" "Nunca supe como tratar con él". Los típicos que no se dan cuenta de que ellos mismos abdicaron de la educación, que la educación es algo del día a día, de paciencia.

    En fin, lo mismo, gente muy falta de autocrítica.

    Ese ejemplo es común a todo el mundo, creo que estareis de acuerdo. Ahora, como siempre, japón dando la nota, marcando el extremo, "Where no (sensible) man has gone before"...

    By Anonymous Dawncloack, at mar. ago. 29, 08:18:00 a. m. GMT+9  

  • Has dado en el clavo.

    Ya ves, aquí siguen rizando el rizo hasta el infinito y más allá.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mar. ago. 29, 06:28:00 p. m. GMT+9  

  • Ciertamente, en muchísimos países se da cada vez más este fenómeno de destrucción paulatina del vínculo familiar. En el caso español, para mantener una hipoteca, es necesario que o bien se tenga un sueldo que esté sobre los 2000 euros o bien que los dos cónyuges trabajen, lo que hace que sus hijos no tengan contacto directo con sus padres y que al final la cosa acabe como acabe. Luego, el lamentarse de cómo han salido sus hijos y no hacer nada por intentar remediarlo, salvo una bronca o un discurso aleccionador... bueno, me da que es un rasgo típico de nuestros progenitores, no sólo de los japoneses.
    Japón no es distinto en este tema, simplemente, le añaden algunas variantes - caso del hikikomori, y demás -.

    By Blogger David, at mar. ago. 29, 06:51:00 p. m. GMT+9  

  • Creo que el hecho que te tengan que recordar con anuncios que refuerces los vinculos familiares, y demás cosas, da una idea de hasta qué punto ha llegado al extremo este país.Si esto lo unimos a que aquí la gente se calla más los sentimientos, tenemos lo que tenemos.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mar. ago. 29, 07:16:00 p. m. GMT+9  

  • Aunque David dice que Japón no es distinto en este tema, hay que recordar que si bien en España la gente es consciente de que hace falta pasar tiempo con sus hijos para educarlos y se mueren de ganas por hacerlo, aquí ni siquiera se han planteado que es necesario estar con los ellos para educarlos. Estoy harto de ver en programas de televisión como se hace responsable de todo esto a las escuelas, cuando éstas deberían ser sólamente responsables de la formación académica de sus estudiantes.

    El hecho de que haga falta que en televisión se diga a los padres que hablen con sus hijos y que los abracen, en no sólamente uno sino incontables anuncios, es símbolo de que en el país hay algo que no funciona. En España no tienes que irle diciendo a las madres por televisión que abracen a sus hijos.

    Siguiendo con España, allí la gente se ha movilizado, y siguen habiendo manifestaciones así como una gran sensibilización social por el elevado precio de la vivienda y las hipotecas. No debe haber ni un homorista gráfico que no haya tratado todavía el problema. El problema existe y todo el mundo es consciente de ello.

    Aquí no he visto todavía ni una manifestación, ni una mención en televisión, ni una sola viñeta en los diarios haciendo referencia al tema porque para ellos no existe. Trabajar de la mañana a la noche, irse a beber con los compañeros de trabajo y volver a casa a las tantas de la noche es lo más normal del mundo. Si no se identifica el problema es evidente que no se va a hacer nada por solucionarlo.

    Mientras estoy escribiendo este comentario, estoy viendo en las noticias (Jouhou Station, TV.Asahi) cómo se ha arrestado a un chico de 16 años en Hokkaido por haber matado a su madre, y cómo en la prefectura de Yamaguchi se ha dictado orden de busca y captura sobre un chico de 19 años acusado de matar a una compañera suya en la universidad, en pleno día.

    Es evidente que la juventud de este país anda perdida. Y lo único que hacen es atacar las consecuencias, que es algo inútil, en vez de reconocer el problema para acabar con él.

    Se me viene a la cabeza el caso de un estudiante de 15 años de edad en Kobe que mató y le cortó la cabeza a un compañero de escuela para colgarla delante de la puerta del colegio. El gobierno, en vez de preguntarse cuáles son los motivos que pueden llevar a los jovenes a cometer semejantes crímenes, decidió que lo más adecuado era rebajar mayoría de edad penal hasta los 14 años de edad, manteniendo, eso si, la mayoría de edad para el resto de cosas a los 20.

    Con esta actitud no se llegará nunca a ninguna parte.

    By Blogger Coelacanth, at mar. ago. 29, 10:29:00 p. m. GMT+9  

  • Uh lo de la mayoria de edad penal a 14 años es una vergüenza. Esta gente la caga con todas sus maniobras.

    En todo caso, por si a alguien no le ha quedado claro, en este blog no estamos diciendo que Japón esté mejor o peor que España, porque sería injusto para ambos países, por las cosas buenas que ambos tienen. Lo que pase en España, es una cosa. En el blog nos ocupamos de lo que pasa en Japón, SIN ánimo de compararlo con lo que pasa en España. Quizás así los que se piensan que Japón es jauja, que aquí se ata a los perros con morcilla y que este país es como se ve en los mangas de los años 80, vean que no es ni tanto ni tan bonito.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mar. ago. 29, 10:37:00 p. m. GMT+9  

  • Hola, me llamo Neftali y yo tambien vivo cerca de Tokyo, y en cierto modo esto que relatas aqui es una verdad como un templo, y es una pena, porque gente que lleva mucho tiempo aqui dice que en los ultimos años la sociedad esta perdiendo sus valores o lo peor obtiene unos valores que no son nada normales (como: tu vales mucho porque tienes mucho dinero, o este otro que me decia un joven japones con el que hacia intercambio: Eres buena persona si tienes dinero, y con dinero podras conseguir todo..(hasta la mujer que quieras))
    Tambien me parece que olvidaste mencionar que los japoneses por norma general no tienen ninguna personalidad, y son altamente influenciables, por eso pienso que hay tambien un alto indice de suicidios, en su mayoria por razones un poco pobres para quitarse la vida (el otro dia en la tele salia un reportaje de casos de suicidios en jovenes, todos eran por fracaso en las relaciones con sus compañeros)

    La verdad es que el amor natural en la familia brilla por su ausencia, y es normal escuchar a gente decir que lleva mas de un año sin ver a sus padres (y eso que japon esta muy bien comunicada).
    En fin, Los culpables solamente son los padres, pero entre la guerra y el hoy dia, hay una generacion adulta que han sido los encargados de trasmitir los valores actuales...a esos son los que habria que pegarles con un palo..porque son los que han trasmitido unos valores erroneos a los jovenes actuales.
    Tambien quiero decir que esto pasa sobre todo en Tokyo, ya que si te vas a otras partes mas rurales todavia se mantiene el espiritu japones ,,(ese que vemos en las peliculas y que nos llega de oidas )
    Pero al ritmo que va la sociedad todo esto se perdera( igual que en muchos otros paises).
    Pero quien sabe a lo mejor les da la vena y se ponen a recuperar sus tradiciones en un furor patriotico...quien sabe...pero creo que no ...hasta que los jovenes no se den cuenta de la dura realidad..Ya que hasta que son bastante mayorcitos viven en un mundo paralelo(y para leslos )donde todo es felicidad y dinero ..(amor ..para que ..ya tengo dinero )
    Pero no todo es negro...
    Hay muchisima gente que pasa de ser un "salariman" y prefieren estar con su familia, Ultimamente veo a muchas parejas con niños y en casi todas las parejas el que lleva el niño es el padre..(y los veo comprando en el super, asi que tampoco es para alarmarse) no se puede generalizar con una forma de proceder, tambien hay gente que se da cuenta de que es mejor vivir con la familia.
    Cuando dices que las empresas mueven a sus empleados a donde les plazca tiene una explicacion y segun los intereses de los empleados les convendra o no, (si no quieres moverte no acciendes en la empresa, eso me dijo un japones ).
    Pero es un poco injusto juzgar aun pais entero por el comportamiento de una ciudad.(o ciudades) Es como decir que todos los españoles tenemos el mismo comportamiento que los Madrileños, cosa que dudo bastante..
    En fin, me gusta tu critica, porque creo hay pocas paginas igual, normalmente se dedican a hablar de lo bonito y de lo maravilloso que es japon ..por ejemplo en mi blog(jaja, pero no te preocupes tambien quiero poner criticas)
    Bueno un saludo ..

    By Blogger Bitman, at jue. oct. 26, 09:24:00 a. m. GMT+9  

  • QUisera hacer un inciso, rspecto a mi quilométrica ultima respuesta. Sobre el tema de España , hay un artículo muy bueno en el blog de Peperufo, que os aconsejo que os leais:


    POST ANTIXENOFOBIA: ¿Y SI LOS INMIGRANTES PARASEN?
    http://lasombradeaznar.blogspot.com/index.html

    Saludos

    Por cierto, mi monitor (de tubo) parece tener pixels jodidos, cosa extraña, y acaba de meter un amago de irse a tomar pol culo. Poco tiempo me queda a mí de usar el PC este, y aun se me fundirá la pantalla antes de irme.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at dom. oct. 29, 12:42:00 a. m. GMT+9  

  • Hola. Es bastante interesante esta entrada. De hecho, se va a comentar un poco del tema que abordas en mi programa online hoy.
    Te invito a tí y a quienes te leen para que nos escuchen.
    "Desde El Palacio Valhalla", con Ragnarok e Inu-Danna. Todos los jueves de 4 a 6pm (-6GMT, hora del centro de México) por http://zonapozarica.com/

    By Anonymous Roberto "Ragnarok" Arteaga, at vie. nov. 24, 03:06:00 a. m. GMT+9  

  • Hola, Ragnarok

    Gracias por tu apoyo. Espero que os hayamos servido en algo en tu programa. No hemos podido sintonizar la radio de internet a tiempo porque estamos de trabajo hasta las cejas, y la verdad, como verás, esto lo estoy respondiendo en viernes.

    Un saludo

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at vie. nov. 24, 03:05:00 p. m. GMT+9  

  • hola, acabo de descubrir este blog...
    yo opino un poco como neftali, en el sentido de que tokio no es japon, mis amigos de mie y nara... digamos que tienen padre(s)
    por otro lado, suele ser el padre quien trabaja, y es la madre quien se queda a "educar" a los (tal vez habria que hablar en singular, puesto que la media es 1,27, no?) hijos, y como mucho se emplea a tiempo parcial...

    actualmente trabajo en tokyo y los jovenes son dociles hasta la nausea... sera porque son universitarios? o porque tienen la personalidad de un mono de feria amaestrado?

    creo que japon evoluciona muy lentamente (en lo humanistico-social) hasta el punto de que me parece vivir en una especie de "cuentame" de carne y hueso, como en la españa de los 70 e incluso antes! salvo que sin dictadura... bueno, sin dictadura oficial, que basta ser "sempai" para ser un dictadorzuelo...
    de hecho, evoluciona, pero con el freno de mano puesto... por lo que pueda pasar, supongo que por aquello de que, si nos ha ido bien en el pasado, por que cambiarlo??
    claro que, viviendo con ellos, lo de cuestionarse la norma o el procedimiento o simplemente lo establecido (como lo del sempai) ni se les pasa por la cabeza...

    en fin, seguire leyendo, buen blog!

    By Anonymous Anónimo, at jue. feb. 26, 09:51:00 p. m. GMT+9  

  • Aun con todo, me alegro de que Japón sea Japón y no, digamos, China, en este sentido.

    A ver si algún día publicamos algo más, que esto está muy muerto (disculpas, disculpas).

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. feb. 26, 11:03:00 p. m. GMT+9  

  • Bueno pues yo, a pesar de todo quiero defender a la sociedad y valores Japoneses. Sí, así soy. Decir que la sociedad Japonesa no es perfecta aunque más quisiéramos los españoles tener la sociedad y valores que tiene a día de hoy Japón.

    Es curioso como los españoles tenemos gran capacidad para ver la paja en el ojo ajeno pero no vemos la viga en el ojo propio.

    Podemos criticar todo lo que queramos sobre la sociedad japonesa y sobre los jóvenes en Japón. Pero mirad los jóvenes en España... tremendo, hemos pasado de la 'cultura del vino' a la cultura del coma etílico.

    Hemos pasado de una sociedad reprimida como fue la franquista a una sociedad donde el todo vale. Los poderes públicos españoles son incapaces de solventar el más mínimo problema, así como las familias son incapaces de encauzar a sus hijos. Hay algo que es típico en España... la chapuza. Así se hace todo en España... en lugar de arreglar algo, se hacen chapuzas para 'apañarlas'. No sabemos hacer otra cosa.

    Tenemos una juventud que ha ido gradualmente consumiendo cada vez más y más alcohol. En lugar de arreglar y reeducar, la chapuza ha sido la construcción de botellódromos donde se cerca a los jóvenes como si fuera ganado bravo, para que se emborrachen hasta la saciedad... peleas, comas etílicos, gente vomitando, coches derrapando... esa es la sociedad española. Y tenemos la desfachatez de criticar la sociedad y jóvenes japoneses?.

    Tenemos los jardines y calles españolas con quinceañeras solitarias paseando carritos de bebés. ¿Cómo se soluciona eso en España?. Añadiendo la píldora del día después a la dieta mediterránea. Y enseñando a las crías a masturbarse en el instituto y a la práctica de felaciones para evitar embarazos no deseados. Claro por la boca no te quedas embarazada!.

    Qué eso es otra... el español... se le inculca desde pequeño el sentido del orgullo patriótico... Sí creedme. Lo español es lo mejor, el Made in Spain, nuestra dieta es la mejor aunque tengamos las calles llenas de gordos y gordas con las carnes rebotonas. Un país que se cree que desayunando tostadas mojadas en aceite y zampando jamones se adelgada. Hay que ser... español para creérselo.

    Un sociedad como la española donde la botella y el porro es signo de juventud y felicidad. Donde las dieciochoañeras pasean de la mano de borrachos con el porro en la mano... donde las veinteañeras orgullosas cuentan que su novio repartió guantazos en la discoteca... ¡que valiente mi novio!. Luego dicen que hay mujeres maltratadas y tienen la poca vergüenza de gastar millones en un ministerio de igualdad. Esa es la cultura española, la cultura de la chapuza. Quien juega con fuego se quema y quien tiene un novio borracho acaba apuñalada por supuesto. Da igual que seamos miembros o miembras, esto es España.

    En resumen, en España no una generación perdida, un país perdido por la botella, el porro y la píldora. Y los que no están borrachos son los que se reparten el pastel: políticos, banqueros, especuladores, enchufados partidistas, hijos de políticos...

    Puede que en Japón las cosas no vayan tan bien como antes, pero al menos han demostrado y demuestran que son capaces de resurgir y adaptarse a todo. Tal y como comienza el blog, queda bien claro y nadie lo discute que Japón se ha forjado con trabajo, esfuerzo y saber estar, aunque les han fallado cosas. España no se ha forjado con nada... hemos crecido en la sociedad donde esperamos que las cosas vengan por sí solas, y mientras esperamos lo hacemos en compañía de un vaso y una tapita de jamón.

    Se da a entender en el blog que en la sociedad japonesa los poderes públicos se preocupan más por las empresas que por la gente... Pero vamos a ver eso y peor es lo que pasa en España y tarde se está dando cuenta la gente.

    By Anonymous Anónimo, at lun. ago. 23, 05:53:00 p. m. GMT+9  

  • Gracias por tu comentario y tu análisis, anónimo.

    Creo que tienes mucha razón en buena parte desde tu punto de vista. Yo, personalmente, considero que españa ha pasado un punto (no me atrevo a decir de "no retorno", pero casi), en el que, para volver a encauzar algunas cosas, habría que hacer rodar cabezas, y no caera esa breva.

    En todo caso, como mencionamos muchas veces en los comentarios y en algun artículo, no es nuestra intención hacer una comparación entre España y Japón para elogiar a la primera. Ni muchísimo menos.

    Lo que queremos es desvirtuar un poco la imagen de jauja y de parque de atracciones de manga, anime y videojuegos, por llamarlo de alguna manera, que tiene Japón entre muchas personas en España. A partir de ahí, que cada uno saque sus conclusiones, que actue segun lo que le parezca y que opine lo que quiera :)

    Espero que entiendas nuestra posición.

    Un saludo.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mar. ago. 24, 12:13:00 a. m. GMT+9  

  • Yo tambien vivo en Japon, llegue recientemente, no acabo de ver claro todo eso que cuentas, aunque sera cuestion de tiempo, desde luego la delincuencia y los jovenes mal educados es algo que si veo en Espana y mucho pero no en Japon, ya podrian tener en Espana la mitad de los valores que tienen en Japon.

    Totalmente de acuerdo con el anonimo.

    Entre vivir en Madrid y vivir en Tokio, me quedo con Tokio.

    By Blogger Dalamar, at dom. ene. 16, 07:34:00 p. m. GMT+9  

  • Hola, lo primero felicitarte por el artículo, me parece muy interesante y bien contado.
    Yo no vivo en Japón pero si soy una de esas personas que los tiene un poco idealizados, y este abril 2012 estuve alli 15 días. Por supuesto no puedo ser objetiva en 15 días, pero si que me sorprendió mucho el barrio de kabukicho, lleno de prostíbulos como si fueran lo mejor del mundo y la opinión de un señor japonés que conocimos alli (y que fue muy amable guiándonos toda la mañana). Mirando las fotos de los "niños" que se prostituyen y tienen ranking y todo comenté "es que estos niños no tienen madre o qué?" (porque me hervia la sangre) y este señor japonés se enfadó conmigo y me dijo que si sus padres no se hacían cargo de ellos y no tenían trabajo que qué iban a hacer...
    En fin, la sociedad "joven" japonesa me parece muy triste, me parece una sociedad de solos donde los individuos se esfuerzan por encajar pero muchas veces no lo consiguen (me recuerda un poco a evangelion que tanto idolatran alli)
    También me sorprendieron los millones de máquinas para hacerte más guapa/o. Te haces una foto y te mejoras con el fotoshop (fotos rollo como las que se hacen aqui los niños y no tan niños para el facebook que parece que tod@s trabajen en las rotondas) puedes meter estas fotos en un usb y enseñárselas a tus amigos...
    ¿cómo demonios van a tener autoestima?
    COincido en que Japón tanto a niver gubernamental como familiar o social necesita ponerse las pilas.
    En todos los animes que he visto se repite lo mismo "hitori janai" = "no estás solo"... por algo será.

    By Blogger Ashura Shezard, at jue. oct. 04, 05:26:00 p. m. GMT+9  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home