Tuertos en el país de los ciegos

miércoles, octubre 04, 2006

¿Orden porque sí, o orden en el desorden?

Hablando hoy con mi profesora sobre algo que le ha pasado, que seguidamente os comentaré, me ha venido a la cabeza una reflexión a hacer respecto a este país y esta sociedad. Como tantas cosas, el tema que trataré no es intrínsecamente malo, sino que tiene doble filo, según cómo lo mires o cómo te afecte.

Me comentaba hoy mi profesora un detalle sobre el que hasta ahora había reflexionado tan solo de forma superficial. La cosa va como sigue, pues:

De cintura para abajo, todos igualesElla tiene tres hijos pequeños (la mayor, 3 años y poco), y los ha apuntado a natación para niños pequeños para que aprendan a nadar un poco, en un sitio para gente normal (nada de piscinas y centros elitistas para los 4 gatos pijos del vecindario). Como es normal, ella ya tiene para sus hijos los suficientes bañadores, por poner un ejemplo. Cada verano, siempre que han podido, han montado en la terraza de su casa una piscinita pequeña inflable, de esas que todos usamos de pequeños.

Bien, su sorpresa e indignación contenida posterior han venido por un hecho que en cierta manera sorprende y en cierta manera, cuando acabas conociendo a los japoneses, te lo esperas. En el centro de natación ese, van y le dicen que los niños no pueden ir con su propio bañador, sino que están obligados a ir con los bañadores oficiales (que obviamente hay que cambiar cada año, porque los críos crecen). Lo mismo le han dicho con la bolsa de deporte, cuando ella tiene unas cuantas que se ha comprado o le han regalado, y que de por sí valen dinero, y no es plan ahora que te digan que las tienes que tirar porque todos en la academia de natación tienen que ir uniformados igual y con la misma bolsa, así dando imagen de uniformidad e higiene.

Jo, tío, cómo mola ir a la moda tío, todos iguales, y pagando, tío, qué fuerte.A parte de lo que ha tenido que pagar para inscribir a los niños (unos 250 euros), ahora le dicen que se tiene que gastar, aun teniendo ella de mejores, como 60 euros por todo ello, bolsa y similares. Me dice que lo que le sorprende es que en un sitio para gente trabajadora, te fuercen a hacer esos gastos. En su opinión, con eso, lo que consiguen es que la gente no lo pueda pagar, y al final los padres no apunten a sus hijos a los cursillos.

Yo pienso que esto puede que venga porque algún directivo de la academia (pues en Japón, como he comentado ya más de una vez, la cadena de mando es siempre vertical, unidireccional y hacia abajo). El señor, en un alarde de previsión, que me parece bueno, habrá considerado que habrá muchas madres a las que les irá mejor poder adquirir la bolsa y el bañador de los nenes en el mismo centro. Y vamos, de ahí a obligar a todos a ir igual, hay un paso. ¿Y para que? ¿Qué sacan de tener a todos uniformados tan pequeños? Vamos, no se van a perder por la piscina. Incluso creo que si van con bañadores distintos, es más fácil de distinguir el uno del otro. Pero, ¿a caso es eso lo que quieren?

Ahí es cuando me viene un tema que hemos tratado por encima: en Japón la uniformización (tanto en sentido de todo estandarizado, como el de todo el mundo con un uniforme que le sitúe en la clase social, franja de edad o trabajo correspondiente) es algo pervasivo. Alcanza demasiados estratos de la sociedad.

Par de mangurrianes occidentales vestidos con el vestido típico japonés en el carnaval de su barrio. Nótese la sonrisa de felicidad.Pensémoslo bien: la única etapa en la vida de un japonés en la que realmente tienen libertad de poder vestirse como les da la gana, son los 4 años de carrera universitaria. Cuando son bebés, ya veis, si lo llevas a según que guarderías (hay unas cuantas ahora que ya imponen el uniforme a partir de los 2 años), uniformado. En la escuela primaria (6-12 años), no suele normal llevar uniforme, pero sí que suele ser normal que se fuercen algunos complementos por parte del colegio (la mochila, en especial, aunque cosas así nos pasaron a todos de pequeños, con el uniforme de gimnasia del cole). Una vez entran en secundaria, y luego en bachillerato, la uniformización es obligatoria (creo que por ley, aunque cada centro dicta la estética) salvo en los muy escasos colegios que decidan llevar otro tipo de educación más liberal. El uniforme de colegio en japón, en el caso de los niños, suele ser o bien en plan garrulo militaroide de la época Taisho, o en plan traje con corbata en plan adulto; en el caso de las chicas, el uniforme va desde el estilo más monjil, hasta uniformes con una falda que es demasiado fácil convertir, digamos, en cinturón. Un colegial en Japón siempre va uniformado, y es en cierta manera como llevar un cartel diciendo “soy menor”. En cierta manera es bueno, porque así cualquier tendero sabe que no debe venderle artículos para adultos, porque por el hecho de llevar esa ropa se está identificando como menor.

Lo último en moda es uniformar los maniquíesSi bien me consta que a muchos japoneses les repatea el hígado a sobremanera que les hayan hecho vestir uniforme durante muchos años, también parece que muchos lo asumen como la vestimenta propia de su, llamémosle, “tríbu urbana” (los colegiales, y en especial, las chicas, muchas de las cuales van toda la semana con el uniforme del colegio, a veces en plan zorrón total).

Jamelga con licenciatura, preparada para servir cafés y hacer fotocopiasLuego pensamos en la etapa post-universitaria: en caso de ser hombre, se pasarán el resto de su vida, de lunes a sábado (pues muchos padres de familia pasan ese día con los compañeros de trabajo) entrajado, en plan “salary-man”. Las mujeres que, tras ir a la universidad, pasen unos años trabajando de OL (Office Lady), también irán con un uniforme (se las ve de una hora lejos, la verdad), hasta que se casen y vayan con la ropa que les salga del papo por casa. En caso de no haber tenido un trabajo al que hayan accedido por vía universitaria, igualmente, en la tienda donde trabajen, puede que también tengan que llevar su uniforme.

Pensemos, pues, en la necesidad o no, y los beneficios o no de llevar uniforme: Japón es país igualitario, y uniformizador. A la gente aquí le gusta hacer lo que hacen los demás, en grupo, y si puede ser haciendo lo mismo, mejor. Si bien hay mucho individualista y crítico, la masa de gente no se cuestiona nada de lo que nos incumbe ahora. ¿Qué hay de malo en ir cada uno a su manera, en un ambiente controlado en el que no haga falta que todos vayan igual? A veces los japoneses te van a contestar respecto a esto que “ir todos iguales da imagen de orden, de higiene, de estabilidad”. ¿La realidad es así? Yo creo que no.

El paalo del doloooor !!! EEEEL DOLOOOOR ! Esto es lo que te espera si te apartas un micrómetro de la línea establecida.En el fondo, obviamente, vuelve a estar lo mismo de siempre, algo que por lo visto pasa en Asia en general: la negación del individuo, la individualidad, y la diferencia, en pro del colectivo y la uniformidad. Si bien de grupillos con su propia vestimenta en Europa vamos más que servidos, al menos no es algo impuesto de forma global desde los estratos de poder. A veces me da la impresión de que en Japón son tan maníacos del control que no puedan asumir que la gente vaya a su olla, vista a su olla, piense lo que quiera, y se plantee si las normas tienen sentido o no. De ahí que no me extrañe ver a gente, de tanto en tanto, que para ir al contrario de todas estas normas sociales escritas y no escritas, vayan como auténticos fantoches (eso sí, el alarde de originalidad no se lo niego, pues es encomiable).

Volviendo, pues, al tema inicial: ¿qué necesidad REAL, basada en hechos, hay de forzar a críos a ir todos iguales? Obviamente eso es algo muy anclado en la mentalidad de aquí, y no cambiará, pero como ya he comentado, cuando estas cosas acaban afectando a uno, entonces te cuestionas el sentido que tiene todo. Digo yo, si tanto quieren en el centro de natación ese que los críos vayan todos vestidos de la misma manera, y con la misma bolsa, ¿por qué no regalan ellos esas bolsas? Ya basta de hacer negocio, apoyándose en que la gente aquí nunca se cuestiona las reglas impuestas desde arriba. En serio, son esos detalles de tiquismiquis que tienen aquí, los que acaban mosqueando.

Pensadlo así, pues a muchos de vosotros os pasará: hay gente que no ordena las cosas en su cuarto o su casa, de una forma perfecta, al milímetro, o no las ordena en absoluto, y en cambio, cuando necesita algo, lo encuentra siempre, porque tiene su propio orden, su manera de hacer las cosas, que es la más eficiente, y la más cómoda, así como económica mental y materialmente. A la gente así, cuando alguien les entra en el cuarto (entiéndase “madre”) y les “ordena” los trastos, les da el cabreo, porque entonces, ni que quede muy bonito, ese orden no les sirve. Ya se que el salto en la analogía es algo grande, pero a lo que me refiero es que el orden, la estabilidad presuntamente objetiva (la objetividad no existe, es puro arbitrio, en el fondo) no siempre son la mejor solución para hacer las cosas. A mí personalmente, no conseguirán hacerme ir a trabajar con traje y corbata: me dan auténtico repelús, sólo me he puesto uno dos veces en mi vida. Y no lo llevo porque he considerado que no saco ningún beneficio de llevarlo que realmente compense la molestia (el tirar por la investigación me permitirá básicamente ir toda mi vida con jerséis y camisetas). ¿Hacen esa reflexión en Japón? No. También es porque las circunstancias de muchos no les permitirán elegir, cierto, pero yo me siento mucho más a gusto eligiendo lo que me pongo, que yendo igual que el resto de gente. Igualar a todos acaba siendo lo mismo que chafar las individualidades (de nuevo, el refrán “Deru kugi ga utareru”, el clavo que sobresale recibe un rijostio), y eso, sinceramente, va contra mi manera de ser; y en especial, va contra mi manera de ser, y la de mucha otra gente que conozco, cuando esa manía de igualarlo todo acaba representándote un gasto económico estúpido.

No son pocos los extranjeros que conozco en Japón, casados y todo, que piensan con una cierta tristeza sobre el día en el que sus hijos (o los que vayan a tener) tengan que ir uniformados e uniformizados, que digamos, y es en ese momento en el que les ves en los ojos las ganas de irse a criarlos a otro lugar, para el bien del propio crío, como persona (ellos, los padres, ya están bien aquí, y lo reconocen, pero es que ya están por encima del bien y del mal, un poco).¿La uniformización alcanzará también en un futuro la cibernética?

Vamos, todo lo comentado en este post, supongo que pasará en muchos otros lugares, pero no se si en esos lugares será algo tan extendido y tan oficializado como en Japón.

Bueno, recopilando ya, añadiré una cosa. Mi profesora, de quien he hablado al principio, me comentó hace un tiempo el caso de una amiga suya, suiza, que vive en Japón también, casada con un japonés. Esa amiga tiene ya una edad, y sus hijos rondarán ya los 30. Se ve que esa señora suiza le comentó a mi profesora lo avergonzada, en cierta manera, que estaba de sus hijos y de su manera de ser, pues por lo visto le habían salido “japoneses”. Supongo que para alguien con una formación, y que viene del lugar que viene, encontrarse que sus hijos son igual de amomados que todos los demás, y que con 30 años aun flipan con la Hello Kitty, y sólo saben hablar de memeces propias de discusión de instituto, y que carecen totalmente de profundidad mental y capacidad de reflexión, tiene que ser duro. A sus hijos sí que los uniformaron y uniformizaron totalmente.

Y a qué precio.

24 Comments:

  • "Armonía" la palabra clave en la sociedad japonesa, te guste o no te guste.

    El mayor problema no creo que sea como están las cosas sino que inevitablemente la situación está cambiando. Pero el sistema, la administración, la organización de toda esta red de "uniformación" no esta preparada para adaptarse a la velocidad de ese cambio. La única manera que se me ocurre sería una especie de campaña "social" pero disfrazada de algo "comercial", si han podido adaptarse a un conglomerado de productos de lo mas inútiles, ¿como no podrán adaptarse a una nueva sociedad quizás menos eficiente pero más humana?...
    El otro obstáculo es la creciente mayoría de población mayor (sin ganas de tener hijos) que ya no está dispuesta a cambiar, o algo peor (algo que se ve mucho en cualquier sociedad occidental) la tendencia a mirarse el ombligo y ni siquiera pensar en las nuevas generaciones que merecen una oportunidad y que lógicamente deberían heredar un futuro mejor... les suena reciclaje? vivienda digna? precariedad laboral? segregación y racismo histórico? a que generación le importa eso excepto a la que lo está sufriendo?

    By Blogger nyuudo, at mié. oct. 04, 04:53:00 p. m. GMT+9  

  • Hola. Solo quería decir que me encanta el blog por esta visión tan ácida de la sociedad japonesa que sin ser de occidente ha logrado alcanzar altas cotas en la estupidez occidental. Si en su aperturismo de fines del siglo XIX se hubiese fijado más en Europa que en Estados Unidos otro gallo les hubiera cantado.

    Por cierto, yo creo que lo de obligar a llevar uniforme tanto en los institutos publicos como en los privados me parece un hecho loable para no crear diferencias entre los alumnos de uno u otro sistema. Aunque lo de la piscina ya es pasarse.

    By Blogger dixie, at mié. oct. 04, 07:37:00 p. m. GMT+9  

  • No hay punks por japon?? yo se que si.. aunque deben ser una gran minoria..

    pintosos debe haber en todos lados, yo en japon no estuve pero en tailandia, y laos si he visto punks, donde casi no vi fue en el sur de china, bueno ahi si que no lleva pintas nadie, y encima la mitad son maderos, del partido o militares..con lo cual se ven muchos uniformes.

    solo vi una chica con una chapita de "the last resort" pero muy bien vestidita en kinming.


    Me gusta como miras a tu alrededor y lo explicas..

    taluego

    By Anonymous elpeor, at mié. oct. 04, 09:32:00 p. m. GMT+9  

  • Pues ciertamente, como ya mencionó Coelacanth, cada generación es producto de lo que ha hecho la anterior, y tiene que cargar con todas las barbaridades que esta ha hecho.

    El país está cambiando, y el tiempo juega a favor de ello. Lo que me da miedo es que haya actitudes reaccionarias de frustración ante el cambio, y que acaben afectando a los que menos culpa tienen de ello.

    Ciertamente, el tiempo hará que la generación llamémosle más rancia desaparezca. Lo que es más preocupante es hasta qué punto la generación siguiente sabrá romper con lo hecho por sus mayores, y no caerá en sus errores. En todo caso, y no solo en el caso de Japón, sino del mundo en general, soy pesimista.

    Tratar el cambio como una campaña social disfrazada de comercial, es algo que se ha hecho aquí intentando introducir la globalización (el tan manido 国際化). Sin embargo, creo que los políticos se están dando cuenta que en Japón, tal como está el país ahora, eso no funciona, y que les trae más problemas que otra cosa, y de ahí viene que se estén volviendo a cerrar en si mismos, volviendo socialmente, ideológicamente y políticamente a una actitud pre-meiji. A menos esa es la impresión que da. En algún post hay algún comentario al respecto.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 12:13:00 a. m. GMT+9  

  • Personalmente creo que el aperturismo del siglo XIX fue basándose en Europa, pues ahí estaba el peso colonial del mundo. Si tendieron a la americanización fue porque perdieron la segunda guerra mundial, les invadieron, y les metieron en la cabeza que japón perdió por ser como eran, y que tenían que dejar de ser como eran. Por lo que me contaron un par de profesores el año pasado y antes (uno de los cuales vivió todo eso), tras la guerra hubo una actitud social bastante fuerte de rechazo hacia todo lo japonés y elogio a todo lo de fuera, hasta el punto que a los críos, en algunos lugares y durante un tiempo, se les metió la moda de hacerles comer pan y no arroz, porque había gente que consideraba que era porque en japón se come arroz, se perdió la guerra. Como veis, reacción exagerada, y por suerte Japón pudo encontrar un poco de equilibrio, que bien le vino para el milagro económico. En todo caso, experiencias como esas, cuando te la s dicen, chocan mucho.

    A mi sinceramente, lo de llevar uniforme, me parece una memez, aunque entiendo que tiene un uso social, que ya he mencionado en el post. En japón se hace demasiado hincapié en chafar las individualidades, y esto de los uniformes es una herramienta más para ello. Creo que la apuesta por un país con una mano de obra toda igual de formación (baja), sin nadie o casi nadie que pueda tirar las cosas adelante, está condenado al fracaso a largo plazo. Veremos qué pasa. Como ya se ha mencionado, los jóvenes de hoy en día pasan absolutamente de todo, asñi que habrá que ver cómo cambia el mercado laboral en las próximas décadas.

    En todo caso, la gente tendría que considerar, respecto a los uniformes, si hace falta hacer pagar a la gente la auténtica pasta que valen, porque no es sólo uno: son varios, y en modelo de cada estación, o al menos dos o tres estilos distintos, y hay que cambiarlos cada un par de años porque ya no entran. Me parece un poco tomadura de pelo. Vamos, nosotos, en nuestros colegios, nunca hemos tenido problemas por ir sin uniforme, y nunca ningún profesor nos ha perdido la pista por no estar fácilmente localizable por las pintas que se llevan. Simplemente, desde un punto de vista del cliente que tiene que desembolsar ese dinero, no encuentro que los uniformes den beneficios que compensen realmente los gastos que conllevan. Habrá gente que me dirá que "así se adaptan a ir uniformados y formales". Bueno, creo yo que ante la necesidad, cualquiera puede en cualquier momento de la vida adaptarse a vestir formal. Esto de los uniformes no es como aprender el primer idioma: se puede hacer en cualquier momento.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 12:22:00 a. m. GMT+9  

  • Pues gente que vaya con estética Punk, así más o menos auténtica, hay, pero pocos. Lo que suele haber son las versiones japonesas de lo que es ir de forma llamémosle "antisocial". Si bien ya te digo, he visto algunos punks, y hasta he visto actuar algún que otro grupo punk en la calle en plan amateur, aquí la gente llamémosle "rara", van o bien en plan que parecen una mezcla de Agata ruiz de la Prada y un pierrot, o bien van en plan gótico/visualero, a parte de la peña mencionada en otro post, de la que Coelacant puso algunas fotos (llamémosles los mascachapas, vamos, pelo teñido y más tontos/as que un pepino).

    En todo caso, mucha gente que va vestida en plan tribu urbana los fines de semana, cuando llega el lunes y tienen que trabajar, se visten de forma más o menos normal.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 12:29:00 a. m. GMT+9  

  • bueno, aparte de toda la reflexión posterior... si japón es una isla, ¿no hay playas para que los niños aprendan a nadar? es que 250 euros, colega...

    By Anonymous jose, at jue. oct. 05, 03:17:00 a. m. GMT+9  

  • Aca en Colombia, y creo que en latinoamerica en general, tambien se acostumbra a usar uniforme, por lo menos durante los años de formacion escolar, lo cual es, sin duda, un intento de uniformar (en el sentido de uniformidad) el pensamiento: sin diferencia no hay discusion, lo cual minimiza la confrontacion social. Debe ser algo asi.

    By Blogger Bisklep, at jue. oct. 05, 06:06:00 a. m. GMT+9  

  • Esto lo he discutido muchas veces en otro país que también ama los uniformes: Inglaterra.

    La razón principal que me daban era que de ese modo no se notan tanto las diferencias entre gente que tiene y no tiene pasta, al ir de uniforme no puedes ir de hombre-anuncio exhibiendo marcas tipo CK y hay menos presión sobre la gente que no podría comprárselas.

    No estoy muy de acuerdo porque esa diferencia económica hacen que se note en otras cosas como complementos, pero bueno...

    Recuerdo haber leído este verano que Koizumi salió en TV en camisa de manga corta para intentar convencer a la gente que durante el húmedo y caluroso verano aparcaran el traje y de este modo ahorrar en el consumo de energía de los aires acondicionados, pero fracasó totalmente. No hay manera, lo del traje lo tienen marcado a fuego.
    Mezclamos lo del uniforme con la escasa conciencia ecológica que comentábais en otro post. :) :)

    No me haría demasiadas ilusiones con lo de las nuevas generaciones: pueden ser como sean en la Universidad y durante la adolescencia, pero cuando se integran en el mercado laboral, reproducen los patrones de sus padres. Yo eso lo veo en Corea, aunque está cambiando pasito a pasito.

    Una chorrada: me acuerdo en el metro de Tokyo haber visto a una colegiala con el uniforme hasta las rodillas que llevaba dos imperdibles a los lados para levantar la falda hasta medio muslo. Supongo que en cuanto llegaba al Instituto se los quitaría, pero mira que son :) :)

    By Anonymous elan, at jue. oct. 05, 09:51:00 a. m. GMT+9  

  • Saludos a la gente de Colombia, pues.

    Esto de igualar a todos es algo que parece que es muy propio y tradicional en Asia, y ciertamente cuando lo vemos en otras sociedades, da que pensar. Ciertamente el modelo social japonés es igualador.

    Sobre si debido a ello la gente piensa o no, no se qué decirte. Lo que sí que es cierto es que es casi imposible tener una charla inteligente con un japonés, a menos que sea alguien que haya visto mundo, o que haya ya vivido bastante, y esté un poco por encima del bien y del mal, que se diría. Los temas de conversación con un japonés (teniendo en cuenta que hay muchos temas, como la inmigración, y a veces la política, son casi tabúes), acaban reduciéndose a cojonadas propias de crío de quince años. Y eso me lo demuestra el que la mayoría de japoneses que se van a vivir a fuera acaban reconociendo ese hecho, por comparación.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 02:19:00 p. m. GMT+9  

  • Pues si te he de ser sincero, Jose, respecto a lo de las playas, en japón, en las ciudades importantes, donde vive la mayoría de gente, playas NO hay. En tokyo, hay una mierda en Odaiba, que casi mejor no bañarse, y para ir a la playa, si no es allí, te tienes que ir a algún pueblo de la península de Chiba, o si no irte hacia Kamakura, y ambas cosas cuestan su dinero. No es algo que se pueda hacer cada dia después del trabajo o las clases como hacen algunas personas en Barcelona. A parte, bañarse en una playa en Japón en otoño o invierno tampoco es viable. Por no decir que, debido a que en japón la mayoría de gente vive de espaldas al mar, las playas no son precisamente una maravilla, y muchas no tienen socorristas ni los servicios mínimos que damos por asumidos en España.

    En la zona de Osaka, hay alguna playa perdida por el sur, en Okazaki, tirando para Wakayama. En Kobe, hay la playa de Akashi, tirando para el oeste, o la isla de Awaji. En todo caso, en estos lugares el transporte hacia la playa es aun mas caro que en Tokyo, e ir en coche cuesta bastante dinero en peajes y demás. Japón no es un país que le de masivamente a la playa como pasa en España. Por tanto, si quieres que tus críos aprendan, y más si son pequeños, no hay más narices que llevarlos a una piscina y que un monitor instruido y con experiencia les enseñe.

    Como ves, al final, todo cuesta dinero. La diferencia es que en la playa te pones el bañador que te da la gana y vas con la bolsa que quieres.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 07:45:00 p. m. GMT+9  

  • Esto es completamente personal, pero cuando comenté una vez que vivir en Japón había ayudado mucho en mi decisión de no tener hijos, mucha gente se sorprendió.
    Desde luego una de las razones con mas peso es la educación que se da en Japón, pero también porque he visto a demasiadas parejas rotas por este tema (la madre se vuelve a su país de origen con los críos, para educarles allí)
    Me hace gracia que se haga campaña en Japón (y en cualquier sitio) para que se tengan mas hijos, porque primero, económicamente es imposible. Si hubiera tenido hijos, yo no hubiera podido trabajar y no hubieramos podido ahorrar para comprar el piso, por ejemplo, lo que nos hubiera condenado a vivir en 30 metros cuadrados a 150.000 al mes, o a irse lejisimos y de alquiler también. Mi marido no podría haberse arriesgado a cambiar de trabajo al tener ya otra boca que alimentar y se habría quedado en un trabajo con condiciones inhumanas que habría acabado machacando nuestra relación, ect etc.
    No tengo hijos por sentido común. Difícilmente podrían ser felices si sus padres no lo son.
    Luego, el otro día me comentaron que gran parte del problema del envejecimiento de la población no se debe solo a que nacen pocos niños, sino también al elevado número de suicidios.
    Quieren que tengamos hijos para dejarlos en qué sociedad?
    Si mejoraran las condiciones y la gente viera perspectivas de futuro, las ganas de tener hijos vendrían naturalmente.
    O eso al menos es lo que siento yo, que estoy justo en la franja social "presionada". Por suerte, hay gente que no piensa así, si no, la raza humana se extinguiria en unas cuantas generaciones.
    Ya se que me he ido un poco (bastante) del tema, lo siento. Intentaré no volverlo a hacer, pero no prometo nada. Soy especialista en desviar temas...

    By Anonymous bea, at jue. oct. 05, 07:55:00 p. m. GMT+9  

  • Hola Elan.

    Lo que comentas de Koizumi (ya pasó el verano del 2005 eso), esla iniciativa CoolBiz, y la verdad es que al menos en el primer año tuvo suficiente éxito como para que realmente se notara por la calle en verano que los oficinistas burócratas y demás "salary-man" iban sin corbata y más frescos. A mi me sorprendió mucho. Lo triste es que eso se tuviera que difundir porque lo dijo el capataz del país, y no porque cada empresas considerara que era más económico ir con menos ropa, y no tener el aire acondicionado a 16 grados (sí, a 16, en algunos lugares, lo he sufrido).

    Este año no me he fijado tanto, pero supongo que es posible que se haya impuesto menos. En todo caso, en muchos lugares (entre ellos mi universidad) se cambió la normativa interna para que el aire acondicionado estuviera a 26-28 grados, y se recomendaba que en verano la gente fuera al trabajo más fresca. Me parece una buena idea, vamos. Con tanto aire acondicionado a toda leche, lo que consiguen es que en el exterior aún haga más calor, por la salida de aire caliente del aire...

    Sobre lo de la conciencia ecológica, me remito a lo anteriormente dicho: tuvo que ser una orden del primer ministro, y no algo decidido por cada empresa. Que no se hayan cuestionado eso, ya no digo por motivos ecológicos si no quieren, sino por motivos económicos, me parece muy triste.

    Sobre lo que dices que las nuevas generaciones acaban pareciéndose a las anteriores, tienes buena parte de razón: he conocido a varios japoneses muy simpáticos que, al licenciarse y entrar en una empresa, se han vuelto asquerosamente formales, o sea, se han vuelto, en algunos casos, en eso contra lo que despotricaban. En todo caso, ni que en Japón los cambios sociales vayan más lentos, haberlos haylos. Sobre todo en el caso de la violencia, el pasotismo, la falta de metas y la dejadez: la generación que está ahora en el instituto, básicamente, son una panda de impresentables, y si Japón tiene que salir adelante con esa gente en el futuro... Imagínate la situación de españa con todos los mascachapas, makinetos, pasotas y demás, acaparando un amplio espectro de la sociedad: pues algo parecido.

    Sobre lo de los uniformes, lo que hacen muchas veces es enrollarlo a la altura de la cintura, bajo la camisa, para reducirlo un palmo. Así son de zorronas algunas, y así tienen de claro a esa edad aquí también esas que el mundo gira alrededor del sexo. Estas chicas cuando llegan al insti se vuelven a poner más modositas, según las normas del lugar, pero a la que están a fuera, de cabeza al lavabo, a cambiarse lo que haga falta, a maquillarse como sea, y tal. Y obviamente, muchas, el viernes, peluquería para el fin de semana. Qué quieres que te diga, personas que, de lo vacías que son, no tienen más que las posesiones materiales de las que se hacen dueños pagando. Para gente así, vales lo que posees.

    En corea no creo que haya demasiada diferencia, aunque imagino que el influjo del cristianismo puede notarse, no?

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 07:56:00 p. m. GMT+9  

  • Hola de nuevo, Bea


    Es muy interesante lo que dices de no tener hijos. Casos como los que mencionas he conocido unos cuantos, incluso uno de una que se volvió a Barcelona ella sola, dejando a los hijos atrás. Te puedes imaginar que mujer más resentida y frustrada; en el fondo lo siento por ella, ahora al haber visto lo que pasa aquí.

    Las ccompensacioens económicas en japón por tener hijos son irrisorias. Mi profe de la universidad, que como he comentado, tiene 3 hijos, todos nacidos en Kobe, no puede optar a ayudas, unas a las que podrían optar solo las podrían recibir si tuvieran entre ambos en casa un sueldo que sinceramente, no le da para vivir ni a una persona sola, y ya no digo a una família. Y aun así tampoco les es fácil ir tirando adelante.

    Tener hijos da muchas responsabilidades, y en japón, por la presión social y laboral, a la mujer casi se le fuerza a dejar el trabajo al casarse. Mi profesora, al casarse (se casó en españa, pero bueno, llevaba ya unos años aquí), en la universidad recibió las mil y una indirectas y directas para que dejara de trabajar y se pusiera a cuidar a sus hijos. Ni falta hace decir que ella no es así, y aunque ha pasado 3 bajas medianamente largas para poder criar a los crios ella los primeros meses de vida, que son los más importantes, nunca ha renunciado a su plaza de profesora y siempre ha estado activa (a veces demasiado, la verdad, es todo nervio ^_^U ).

    Si encima el tener hijos te implica el tener que trabajar más en un trabajo peor pero más pagado, entonces pasa lo que bien comentas: la familia se resiente, porque el marido tiene que dedicar más tiempo físico y mental al curro, a las relaciones de empresa y tal, que a su familia. Por suerte el marido de mi profesora no quiso caer tan bajo, y ha ido ascendiendo en la empesa simplemente porque es el más preparado en su ámbito y la empresa sin él se va al garete. Ha tenido suerte, también, porque los primeros 1-2 años, hasta que consiguió ese trabajo, fueron duros, por lo que me han contado.

    Lo de que hay mucho envejecimiento y una causa sean los suicidios, la verdad es que no lo se. No se hasta qué punto es estadísticamente relevante la tasa de suicidios para la pirámide de población, sobre todo cuando mucha gente que se suicida es ya gente de más de 55 años. Obviamente los suicidios de gente de 20-30 años no ayudan, pero considero que el factor más importante es que la generación del baby boom de la posguerra (la 団塊世代, dankai sedai), justo ahora se empieza a jubilar, y claro, es una masa de población enorme. Vemos que en España puede pasar lo mismo dentro de unos 25 años, aunque en españa la entrada de más jóvenes vía inmigración (con todo lo bueno y todo lo malo), está contrarrestando esto y a la larga el envejecimiento de la población se va a notar, pero no tanto.

    Tu frase de "Quieren que tengamos hijos para dejarlos en qué sociedad?" da totalmente en el clavo. Es precisamente con una frase así que un amigo mío, casado con una japonesa, se plantea muy en serio que el día que quieran tener hijos, puede que prefieran irse. Fíjate si es fuerte. Por otro lado, mi profesora también está planteándose irse en un tiempo indeterminado, y uno de los motivos (que son muchos y variados), es que no quiere que sus hijos crezcan idiotizados aquí.

    Mejorar las perspectivas de futuro es algo que tardará en llegar, porque en toda crisis (y no sólo económica) hay antes que tocar fondo, para subir, y no parece que se haya tocado fondo. Por el contrario, parece que lo que estamos viendo puede ser la punta del iceberg. Ya veremos que pasa.

    Nada mujer, tu desvía el tema lo que haga falta. A veces de cosas así salen las mejores ideas y los mejores temas. A parte, tu experiencia aquí es siempre bienvenida. Venga, que vaya bien.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at jue. oct. 05, 08:19:00 p. m. GMT+9  

  • Buenísmo (más bien excelente)post. Es un tema muy muy interesante lo de la uniformización japonesa. Loque quieren es metrelos un poco en esa uniformización que es la idónea para trabajar en las fábricas de producción en cadena, donde se necesita una armonía total, que se consigue tras este largo proceso de estandarización, Ese es el origen de esta tendecia uniformizadora. Y aún se mantiene y logran el mimso tipo de funcionamiento en las grandes empresas modernas donde da igual lo que hayas estudiado, empiezas por abajo sirviendo café o con las fotocopias y se subirá de acuerdo a unas pautas muy marcadas.
    Los uniformes son tan importantes que hasta marcan el cambio de las estaciones. En esta época del año se da el "koromogae", el cambio de uniforme, que da igual la temperatura que haya, toca cambiarlo y se cambia, y la gente al ver los nuevos uniformes (fijaos desde hace una semana en policías, empleados de estación, colegiales) ya sabe que está en otoño: la sociedad lo marca.
    Creo que puede ser asfixiante a veces

    By Anonymous irukina, at vie. oct. 06, 01:10:00 a. m. GMT+9  

  • Saludos de nuevo.

    Veo que los parelelismos entre Japón y Corea son muchos, pero las diferencias también son enormes.

    Aquí, como os he comentado, no hay problemas de disciplina, en general el respeto por profesores y padres es alto, excesivo diría y con los dos años de mili que tienen los tíos, la cosa se hace incluso más grave. Más les vale también, de otro modo los mandos los pondrían a andar.

    Normalmente interrumpen los estudios tras el segundo año y se van a la mili. Cuando vuelven la madurez se nota una barbaridad. Manda coj... parece que defiendo la mili :) :)

    Entre ellas, esa infantilización de Hello Kitty que también vi en Taiwán -recuerdo una secretaria de treinta y tantos con un bolso y un móvil rosa con la cara del gatito de marras-no se ve en Corea.

    Otra cosa diferente es la cantidad de becas de intercambio universitario que hay. Mucha -mucha- gente se va a Europa o América un año, cuando vuelven también son diferentes. En algunos casos les resulta muy duro volver a entrar en la sociedad porque la presión social y familiar, igual que Japón y en China es enorme y más tras un año libres.

    Respecto a lo de los hijos, al igual que pasó en España, la tasa demográfica se está derrumbando. Algunas estudiantes no están por la labor porque eso supone dejar de trabajar y dedicarse a su cuidado. De todos modos, Corea tiene una de las tasas de divorcio más altas del mundo, las coreanas no pasan por todo.

    El otro día, en clase, hicimos una lista de lo que consideran que son los diez problemas más graves en Corea y aparte de la reunificación, el tráfico, el machismo, la contaminación y la corrupción apareció citado muchas veces la baja natalidad. La solución que proponían era subvenciones del gobierno, mayor permiso de maternidad y la obligatoriedad de mantener el puesto de trabajo para poder volver al cabo de unos meses. Todas quieren tener hijos, pero no están dispuestas a reproducir la vida de sus madres. Por eso os digo que la cosa está cambiando, aunque hablando con gente que conoce mucho más el país, dice que la gente que tiene ahora 20 años no será la que lo cambie, confían en los niños de 5 o 6.

    A saber lo que pasa, porque al tener un solo niño, el churumbel se convierte en el rey de la casa y es ultramimado, que supongo que puede ser uno de los problemas de la actual generación de los niños japoneses, acostumbrados a salirse siempre con la suya. De todos modos, tanto el gobierno como la gente son conscientes de que eso puede ser un problema serio, tal vez hayan aprendido de lo que han visto en Japón.

    El tema del sexo sigue siendo tabú, es algo de lo que no se habla, pero desde luego la golfería que vi en Japón no se ve aquí. Parecen más inocentes, aunque no lo son: alrededor de todas las Universidades hay decenas de Love Motel. Como intentes alquilar una habitación a las 6 de la tarde, es imposible, pero todas quedan libres un par de horas después. Son los estudiantes-y algunos profesores-aprovechando sus horas libres :) :)

    Joder, como me enrrollo. Una recomendación: hay un cómic -en inglés- que se llama Korea Unmasked de un dibujante coreano llamado Won Bok Rhie. Es fantástico, especialmente el primer capítulo en el que hace una comparación entre las tres grandes culturas: Japón, China y Corea. Muy recomendable. No lo tengo aquí, pero si no lo encontráis, lo puedo escanear y os lo mandaría en enero cuando vuelva a casa de mi madre.

    Saludos

    By Anonymous elan, at vie. oct. 06, 09:31:00 a. m. GMT+9  

  • Gracias.

    Bueno, en las fábricas japonesas, buena parte de la mano de obra (la mayoría) suele ser mano de obra extranjera, pero como bien comentas, la misma actitud de "hacer todos lo mismo y no rechistar" es extensible a cualquier trabajo, en especial a cualquier trabajo de oficina.

    Lo del cambio de uniforme es bastante curioso: En muchas empresas les obligan a cambiar al uniforme de invierno ahora, cuando (aun siendo este otoño relativamente fresco, por suerte), muchas veces en octubre, hasta el día 20 y pico, aún hace calor, o al menos no hace un frío como para ir con ropa de abrigo. El resultado es obvio: sufriendo el mes de octubre, esperando que llegue el mes de diciembre. Otra consecuencia es que se tenga que seguir yendo a estas alturas de año con aire acondicionado en las empresas.

    El mundo al revés.

    La otra solución (si aceptamos "barco", y dejamos que hagan su cambio de uniforme forzoso) sería tener un uniforme para cada estación, pero me consta que eso no pasa en todas partes. En todo caso, eso es viable si te lo pagan, cosa que no suele ser así. Vamos, trajes, en el sitio más barato y cutre, te van a costar, si te compras 4, para tener por lo que pueda ser (me parece una cantidad normal si en tiu trabajo tienes que llevarlo siempre), mínimo minimísimo, 40.000 yenes. Lo que sumaría unos 160.000 de hacer lo de 4 juegos, uno por estación. Y eso con los trajes más cutres (tienen que serlo, para costarte 10 talegos cada uno).

    Ciertamente el uniforme da elegancia, pero, como todas las cosas impuestas desde arriba sin pensar en su utilidad, su necesidad es cuestionable en buena parte de las situaciones.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at vie. oct. 06, 01:09:00 p. m. GMT+9  

  • Hola Elan

    Es curioso que en Corea tengan aún respeto por el profesorado (al menos de forma visible, porque despotricar contra el docente cuando no te ve, es algo que se hace en todas partes ^^). ¿Cual es el secreto? Habrá que exportarlo a Españasss.

    Bueno, a mi la mili me parece una memez, pero no por sí, sino porque el militarismo me parece de reprimidos. En todo caso, como experiencia iniciática para pasar a la edad adulta puede tener su función, tal como la ha tenido en españa, o en otras partes. La vida te tiene que dar hostias de tanto en tanto, porque si no la gente no crece.

    Vaya, sobre Hello Kitty, pensaba que era un icono mundial ya. Supongo que las mujeres coreanas tendrán algo más de cabeza, no se. Las pocas que he conocido están ya muy hechas a la manera de ser japonesa, así que no puedo juzgar ^^ .

    Bueno, por lo visto, la presión social y demás es una constante en asia. Si lo pensamos bien, también tenemos eso en España, e imagino que pasará en todas partes, pero al menos aquí en asia (o Japón, hablo de lo que se, mejor) es algo ya tan estandarizado y cuasioficializado que da mucho que pensar. Personalmente me opongo a argumentos del tipo " eso se tiene que hacer porque se tiene que hacer", pues la redundancia no casa bien con la lógica y el sentido común.

    Tener una familia hoy en dia es un horror: los gastos son enormes, y al menos en Japón, con la risa de ayudas estatales que hay, la irrisoria asistencia sanitaria pública, y los precios de la educación, tener hijos representa que el marido (al menos) se deje la piel, la salud, la vida (de ahí la gente que muere jóven de exceso de trabajo, que a veces los hay) por ellos. Al menos aquí hay unos sueldos que te permiten, aun dejándote la salud, sacar adelante la familia materialmente. Otra cosa es lo que ya he comentado de que los hijos no conozcan a sus padres y viceversa. En uno de los posts por ahí hay una noticia de la BBC respecto a las japonesas que renuncian a tener una vida familiar y a casarse, porque se dan cuenta de que es echar su vida al garete por simple presión social. Es una solución que respeto, pero es triste que la sociedad aquí tenga que llegar a ese punto. Mientras, los políticos siguen a piñon fijo diciendo a las jóvenes que se casen con 20 y pocos y empiecen a tener hijos, por el bien del país, para que no tenga que venir gente de fuera. ¡ Cómo se nota que esos sí que no tienen problemas económicos a fin de mes !

    Lo que dices de no querer las mujeres reproducir la vida de sus madres es un gran acierto, y es en esos términos en los que se expresa el articulista de la BBC de la noticia que antes te he mencionado. Es una gran verdad, ciertamente. Los cambios son lentos, ciertamente, y yo también creo que será la generación posterior, que ya haya crecido con otro tipo de familia, o en famílias con una mentalidad menos tradicional (aunque hayan acabado sucumbiendo al sistema y siendo familias en el sentido más estricto). Míralo así, es como lo que pasa en españa y en todas partes con los entierros, por ejemplo: nadie de nosotros hemos visto a nuestros tatarabuelos, y por lo general tampoco a nuestros bisabuelos, así que nos importan poco, y nos suele importar poco lo que hicieron. Creo que eso es extensible a la evolución de la mentalidad respecto a la familia tradicional, aunque habrá que ir viéndolo. Ciertamente ahora en japón hay más familias que nunca desde la guerra que tienen alguna preocupación por su futuro como família, y no solo en aspectos económicos. Son los pioneros de una manera de hacer diferente que espero que se imponga.

    En japón, a parte de lo que dices de que ser hijo único puede influir en ser mimados, hay otro motivo que hace que alguno pueda subir mimado (y lo sufrí en Tokyo, en la universidad de pijos a la que fui un año): todos ellos han tenido hasta los 18 años una ama de casa a tiempo completo 24/7 recogiéndoles las basuras, trastos y cosas que tiran. En esa residencia muchos vivían en la inmundicia porque eran incapaces de recoger lo que ensuciaban: no lo habían aprendido. El compañero de habitación del segundo semestre me cabreó a sobremanera el tercer día de estar en el cuarto porque el tío se comió un plátano y tiró la piel encima del radiador, así de tranquilo. Le dejé bien claro que ahí esas cosas no se tiran, que vienen cucarachas (ciertamente), y que no le iba a pasar ni una más.

    Sobre lo de la golfería, te creo. Coelacanth estuvo en Corea un par de días, me dijo, y lo vio bastante distinto. Japón en ese sentido es un "todo vale" con mucha hipocresía. Hombre, lo de tener love hotels al lado de la universidad no me parece para nada una mala idea ^^

    Sobre lo del cómic, hombre si encuentras alguna web en la que esté, o un elink o algo así, se agradecería :)

    Venga gracias por tus interesantes comentarios sobre corea.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at vie. oct. 06, 02:22:00 p. m. GMT+9  

  • Saludos de nuevo.

    No he encontrado más que unas cuantas páginas sueltas escaneadas del cómic, pero incluso éstas son interesantes, pertenecen todas al primer capítulo donde comparan China, Japón y Corea, os podéis hacer una idea:

    http://www.booksfromkorea.org/books_en_lev2.asp?bunya=4&no=169

    Saludos

    By Anonymous elan, at sáb. oct. 07, 11:59:00 a. m. GMT+9  

  • Gracias, Elan, esas pocas páginas están resultando realmente muy muy interesantes. Dejan muy claras las diferencias de corea con otros países de asia.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at sáb. oct. 07, 01:28:00 p. m. GMT+9  

  • Me sorprendio mucho su blog.
    Yo tenia una idea vaga de que Japon no era el pais tan adorado por freakis (hasta habia leido u oido ciertas criticas a la socidad japonesa, pero nunca como la que muesta en este blog).
    simplemente quede con los ojos O_O al leer algunos articulos (por ejemplo, relacionado con el suicidio, o el problema de la educacion superior japonesa)

    Lo que si me pregunto si Japon vale la pena para hacerse un intercambio.

    By Blogger Wendy, at lun. oct. 09, 12:40:00 p. m. GMT+9  

  • Wendy:

    Bueno, lo que contamos es un puto de vista sobre japón, basándonos en lo que hemos visto y vivido. Yo siempre digo a todos que vengan, y lo experimenten, puede que le pillen el gusto.

    Hacer un intercambio en japón es una buena experiencia porque te abre la mente un poco y ves que muchas cosas que nunca nos habríamos planteado son realidades en otros países (para bien y para mal también algunas).

    Otra cosa muy distinta es, pensando ya en tu carrera profesional, y si tiras para doctorado y post-doc, si vale o no la pena estudiar en Japón, especialmente en la mayoría de universidades (tal como se ha comentado en algún reply, las hay de tirando a buenas, pero otra cosa es que consigas que te acepten ahí). Si vas a dedicarte al japonés, no hay más narices que venir a estudiar aquí para aprenderlo en serio. Si tiras hacia cualquier otra disciplina, Japón difícilmente te enseñará a nivel de doctorado algo que no puedas aprender en Inglaterra, EEUU, Canadá, Francia, Alemania o Holanda, por poner unos cuantos ejemplos. Al final es cada uno quien tiene que poner en una balanza las ganas que tiene de estudiar aquí y los pros, por un lado, y los contras y el efecto que pueda tener para la carrera de uno en un futuro el jugársela haciendo un doctorado aquí (ya he comentado lo que ha pasado con conocidos que hacían doctorado, por ejemplo, en Kobe Daigaku, una universidad que no es esencialmente mala pero no es de las buenas: el único que se dignó a acabar el doctorado, no ha conseguido trabajo en ningún lugar de occidente; o sea te encuentras limitado al mercado japonés, debido a la baja o medio-baja calidad de muchas titulaciones).

    En todo caso, quisiera aclararte una cosa, porque tampoco queremos asustarte ni a tí ni a nadie: este blog intenta mostrar a la gente aspectos de esta sociedad que no se conocen o que están muy mitificados en España, ya sea por la distancia, ya sea porque la gente tiene una imagen del Japón de los años 70 y 80 que no se corresponde con la realidad. En ningún caso estamos diciendo " no vengáis !" sino lo contrario, "venid y juzgad", con lo cual, casi que hacemos propaganda al país. Lo que pasa es que queremos ponerlos puntos sobre las íes, y que la gente venga sabiendo lo que se puede encontrar. Otra cosa es que tenga la mala suerte de encontrárselo; algunas cosas són más evitables que otras.

    Venga, espero en todo caso que te hayamos resultado útiles.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at lun. oct. 09, 03:01:00 p. m. GMT+9  

  • Pues este verano llevé a mis dos hijos a dos cursillos de natación, en piscinas diferentes, las dos privadas, y en los dos casos se pusieron el bañador y gorrito que se nos antojó. En España, en muchos colegios públicos de Primaria es obligatorio ponerse la bata oficial (todos la misma) con el logotipo del colegio, y francamente no le veo el inconveniente.

    By Anonymous V2I6, at mar. oct. 17, 09:30:00 a. m. GMT+9  

  • V2i6

    Me alegro por tí. En todo caso no discutía casos en particular. El hecho que trataba era primero, el que haya sitios donde te toque las narices con que te compres y te gastes dinero con el uniforme y la bolsa oficiales, y el segundo hecho que trato es que se empiece a uniformar y uniformizar ya de tan pequeño.

    Obviamente, como he mencionado, ir de uniforme tiene sus ventajas. La cuestión es si vale la pena realmente o no que se te haga pagar dinero por algo que ya tienes y no necesitas, solo por capricho de los organizadores.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mar. oct. 17, 10:15:00 a. m. GMT+9  

Publicar un comentario

<< Home