Tuertos en el país de los ciegos

martes, septiembre 05, 2006

Inercia consumista, ecología, sensatez y coherencia.

O acabamos con la basura, o esta acabará con nosotros xDComo bien mencionó en un post anterior Coelacanth, aun a pesar de la crisis, la gente sigue con una mentalidad consumista, más propia de los desenfrenados años ochenta que de un mundo que clama a gritos por un desarrollo más sostenible. Hoy voy a hablar un poco sobre el derroche de recursos: no nos engañemos, tanto Japón, como España, como cualquier otro país (mención honorífica para EEUU, por lo que dicen las estadísticas), derrochan recursos y contaminan más de lo necesario. Como ya habrá gente que hable de los otros dos países, voy a hablar de lo que pasa en este país, porque me gustaría que la gente supiera cómo se perciben los valores ecológicos en un país que, tras yanquilandia, es el abanderado del capitalismo liberal más desenfrenado.

Tras acabarse el feudalismo con la Restauración Meiji, Japón, como bien sabréis si sois aficionados a la historia de Asia, pasó en escasamente cuarenta años de ser una sociedad feudal a ser un país industrializado capaz de rivalizar con Rusia. Durante y tras la Segunda Guerra Mundial, y en los posteriores años de desarrollo económico a partir de los 60, el sector industrial japonés creció milagrosamente para situarse entre los países punteros del mundo. Tal crecimiento, como ha pasado en el resto del mundo que también lo ha experimentado, no fue sin un precio ecológico.

Enguarrating our playas since 1930 y picoLas zonas urbanas de Japón perdieron mayoritariamente su zona costera en pro de industrias, que así veían facilitadas sus comunicaciones vía barco, y su capacidad de deshacerse de sus desechos arrojándolos al mar. Bien es cierto que Japón, debido a ser un país situado en el anillo de fuego del pacífico, ha tenido que soportar siempre grandes desastres en forma de terremotos y tsunamis; el hecho que la palabra usada internacionalmente para referirse a una ola gigante causada por un seísmo sea una palabra japonesa es muy significativo. Tan a la espalda del mar han vivido que no han dudado en sacrificar la zona costera de sus urbes, con lo cual para ir a la playa (algo a lo que los japoneses no son tan aficionados como los españoles), hay que pegar un buen rodeo, gastarse una pasta en transporte y conformarse con unas aguas que en algunos casos parece que te vayan a dejar como el tío ese malo de Robocop (sí, ese que se derrite al caerle el ácido encima y luego lo revienta una fragoneta), si te bañas en ellas.

Con el tiempo, los japoneses han aprendido a entender la necesidad de hacer algo con los detritos y residuos que generan, antes que estos acaben con ellos. Campañas pro-ecologistas las hay y las ha habido en todas partes, con mayor o menor popularidad, y no seré yo quien se oponga a ellas, pues por principios las apoyo. Sin embargo, la manera de llevar a cabo las políticas ecologistas en Japón me parece poco coherente. Vamos al trapo:

  • Waketon, la porcina mascota del reciclaje en Kobe. Con ese nombre, fijo que le va el Reguetón.En teoría, el reciclaje y la división de la basura son obligatorios, al menos en ciudades. El problema es que, para variar, la política aplicada demuestra que los legisladores viven apartados de la realidad: en Kobe (e imagino que en otras ciudades será parecido), la basura se tiene que dividir en siete (si mal no recuerdo) tipos distintos, y sacarla cuando toca. Eso te obliga a tener como mínimo (si quitamos la basura de tipo muebles y trastos grandes) unos cinco contenedores de basura en tu piso. Teniendo en cuenta que los pisos no van sobrados de espacio, no es demasiado factible reciclar al 100%. Quizás una distribución más sensata facilitaría las cosas. Yo tengo el cubo de la basura, las latas en el marco de una ventana, y las papeleras al lado de la entrada, que acabo echando en la misma basura al ir a echarla.
  • Aunque me consta que en muchos otros países es igual o peor, aquí la basura no se puede sacar cada día, ni en las horas que te apetezca. La basura doméstica se baja dos veces a la semana (de 5 a 7 de la mañana, aunque todo dios la saca la noche anterior y reza que los gatos no le revienten la bolsa porque entonces los del camión de la basura son tan holgazanes que dejan la bolsa rota ahí sin recogerla), insuficientes si se es una familia numerosa. La basura de trastos y electrodomésticos, dos veces al mes. Las latas, una vez al mes, y el resto de tipos creo que también una al mes, o tienes que llamar y pagar para que lo recojan. Cronometrarse así la vida no me parece sano. Para algo se pagan impuestos municipales, no tan solo para que te quiten sitios para dejar la bicicleta a cambio de poner flores.
  • No existen los contenedores de basura (excepto para comercios, y aun así tampoco son normales). En las horas antes de que pasen los del servicio de recogida, los portales de los edificios, y sobre todo las zonas de ocio nocturno – a estas sí que les recogen cada día o sería el Apocalipsis – se llenan de bolsas de basura que como ya he dicho, abren los gatos y también los cuervos (que hay más que gatos). Este hecho también es normal en otros países y lugares (Ciutat Vella, de Barcelona, por ejemplo), pero no deja de ser feo. En todo caso, es algo difícil de solucionar en lugares con calles tan estrechas.

El tema de cómo se recoge y recicla la basura me parece mejorable, que no intrínsecamente malo. Donde empieza a chirriar la cosa, ecológicamente hablando, es en la mentalidad de tenderos y clientes a la hora de ir a hacer cualquier compra (en especial, si es de alimentos). Bien sabréis, amigos lectores, que en España, hay cadenas de supermercados (que no mencionaré) en las que se cobran las bolsas. En otros países de Europa, ese hecho es aún más extendido, y se te cobra más dinero por las bolsas de plástico, o te las dan de papel de estraza (que digamos). Bueno: en Japón, las bolsas son en el 95% de los casos, de plástico (bueno, vinilo, o el material que sea, sintéticas, hechas a base de petróleo), y se hace un uso descaradamente abusivo de ellas.

Deberían darte Puntos Estrella para cambiarlos por una batidora, si pides que no te den bolsa en el super.Últimamente si lo que voy a comprar me cabe en las manos y lo voy a consumir inmediatamente, digo que no me den bolsa. Sólo este hecho ya da que pensar: la enorme mayoría de los tenderos (pues he llegado a la conclusión que, además de la política de atención al cliente de cada comercio, cuenta la actitud y el sentido común del encargado/cajero de turno) te meten lo que compras, por pequeño que sea, en bolsas de plástico (de tamaño variable), y les tienes que decir que no te hace falta. La frase que estoy diciendo más estos últimos meses viene a ser “No me hace falta bolsa”, y esto me resulta preocupante en más de un sentido que no viene a cuento. A veces es peor, porque te intentan meter las cosas calientes en una bolsa y las frías en otra, o por motivos arbitrarios. ¡Viva el derroche! Muchas son las veces en las que veo que a la pija o a la maruja o al mascachapas de delante de mí en la cola le meten las cosas en varias bolsas, que luego tiran a la basura a los dos segundos y tres décimas de salir de la tienda.

Me he encontrado miles de veces con situaciones que me parecen totalmente surrealistas en relación con las bolsas de plástico de la compra, en este país. Para muestra, un botón:

Iba hoy andando por un centro comercial cerca de mi universidad, y me acerqué a una panadería a la que voy varias veces. Si bien les tengo que contener sus ansias de embolsarme todas las cosas por separado siempre, y luego meter cada bolsa individual en una bolsa grande todo junto, hoy he visto algo que rizaba el rizo, y que me ha dado mucha risa (al menos hacia mis adentros). A la marujona de delante, que había comprado unos (pongamos) seis pasteles, se los embolsaron, como siempre hacen, por separado, pero en vez de meterlos todos en la misma bolsa, le ofrecieron (cosa que ella aceptó) meter cinco en una bolsa, y luego la bolsita de las magdalenas en otra. JUASJUASJUASJUASJIOJIOJIOJIOJUOJUOJUO ¡Habráse visto cosa más pánfila! Vamos, que se le van a estropear las magdalenas, y tanto, si las pone junto con lo demás. Fijo. Y situaciones así me las encuentro contínuamente, y dan que pensar en si la gente es consciente de que en el fondo, las bolsas y envases, al país, no le salen gratis.

Es por derroches como estos, que Japón, que depende totalmente del exterior para la enorme mayoría de sus recursos, se metió en la guerra de Irak (cosa que Koizumi admitió públicamente, algo que a la vez le honra y le retrata por su desfachatez); para poder tener petróleo que gastar en los vehículos (como España, y suerte que aquí el tren es el transporte principal, que si no… uf, y esperemos que China no llegue al nivel de consumo de EEUU, porque pueden agotar los recursos del planeta), y para poder mantener su nivel de consumo y derroche. Vamos, me han demostrado muchas veces en Japón (en el tema de impuestos y presupuestos, y ahora en esto del petróleo), que la manera que tienen de solucionar la escasez no es ahorrar y recortar gastos en recursos, sino aumentar la entrada de material para poder seguir derrochando. Una insensatez.

Porque, a ver, ¿a alguien sensato se le ocurriría hacer que su país, situado (como ya he mencionado), en una de las zonas más peligrosas en cuanto a terremotos de todo el mundo, dependa de la energía nuclear? ¿Qué pasará el día que haya un nuevo Chernobyl aquí? ¿Vale la pena tanto derroche a ese riesgo? ¿Vale la pena derrochar tanto y jugarse la vida de los soldados – que son personas como cualquiera, con sus familias y tal – para ir a conseguir más petróleo, solo porque no se administra bien el que ya se ha adquirido? ¿Qué sentido tiene forzar a la gente a reciclar masivamente cuando se derrochan recursos a punta pala, ya sea en embalajes, envoltorios (individualizados, para cada pastelito dentro de la bolsa del producto), bolsas, combustible industrial y electricidad para alimentar la noche japonesa?

Un paisaje desgraciadamente familiar para muchos de nosotros.Ecología, crecimiento sostenible, progreso industrial, confort… son todos conceptos que hay que tomarse con cuidado, pues son armas de doble filo. Una mala política ecológica, como la que también se lleva a cabo aquí, puede acabar resultando inútil, estéril, molesta y cara. Si bien, las urbes japonesas ya no recuperarán su línea costera nunca más, hay que concienciar más seriamente a los ciudadanos de la necesidad de no derrochar recursos estúpidamente. Por desgracia, las campañas llevadas a cabo hasta ahora a tal fin no han sido en absoluto efectivas. Veremos cuánto tiempo se pueden permitir seguir así.

14 Comments:

  • Oh, pero escucha una cosa mucho, mucho más divertida:

    Una vez leí un artículo escríto por un japonés a propósito del calentamiento global.

    No recuerdo donde lo leí (aunque tenga la horrible sospecha de haberlo leído en esas estupidísimas revistas de manga que corren por españa y que mi hermano solía traer a casa. Si, esas donde salía un tal Lázaro Muñoz, un subnormal con una misión: darnos mal nombre a los de Albacete).

    Bueno, pues este hombre decía una cosa muy curiosa, que resumiré:

    "Dentro de unos años Japón será un país tropical que vivirá del turismo, de las personas que vengan a sus playas, a causa del calentamiento global."

    Es decir, el pobre... inoperante, no se había nisiquiera parado a pensar que quizás el calentamiento global era malo. No, hablaba con un aplomo y un pragmatismo... intimidantes.

    By Anonymous Dawncloack, at mié. sept. 06, 07:35:00 a. m. GMT+9  

  • ¿La estadística cuenta? Un mes y medio después y sólo un comentario a este artículo centrado en la ecología. Parece que la gente cree que tiene problemas "mayores" que pensar en eso de la ecología y el reciclar papel. Quizás porque el tema de la ecología se ha asociado a las ballenitas, a las focas, al tigre de Bengala, cuando el mensaje final es que las actitudes ecologistas sirven para proteger al hombre del hombre, y por extensión, a todos los seres vivos con quienes cohabitamos este planeta limitado. Como decía la frase romana, Homo homini lupus, el hombre es un lobo para el hombre. Las actitudes sostenibles tienen como última beneficiaria a la propia humanidad. Si nos lo cargamos todo, NO PASA NADA, la vida seguirá, como siguió después de las grandes extinciones masivas. Si no sabemos ver esto, la selección natural se encargará de enseñarnos, uno por uno.

    Ciertamente el abuso de los embalajes, precintos y bolsas ha llegado a un nivel vergonzoso. Me canso de pedir que no me pongan bolsas, pero lo peor no es tener que pedirlo, lo peor es que lo has de pedir MIENTRAS ya te la están poniendo. Es dramático ver la forma con que la gente ha sucumbido a las tentaciones del no razonar, del seguir la vía fácil sin vacilar. Yo creo que en un principio las bolsas se daban como una atención al cliente que lo necesitaba (y lo pedía expresamente) pero la cosa ha degenerado en un automatismo irracional. La venta a granel, que años ha era habitual en España, ha sido exterminada en favor de los higiénicos envases. Yo crecí con leche de vaca local comprada a granel, que la hervías en tu casa Y NO PASABA NADA. Ahora la leche viene del quinto pino envasada en un brick. El reciclaje es un paliativo, no la solución. Pero la solución parece que da miedo, como si signifique ir "pa'trás". Mientras los políticos suban al poder vendiendo lo de "la economía del país ha CRECIDO un 3%" no habrá camino a mejor. Mientras las cosas se valoren sólo con unidades monetarias no habrá avance alguno.

    El otro día un amigo me pasó un enlace a una web de Peugeot-Citroën donde se ilustra la cadena de montaje de los coches. Hace unos años hubiera pensado "qué maravilla de la tecnología y la ingenieria", pero actualmente me doy cuenta de que hasta que no exista una cadena de DESMONTAJE tan avanzada como la otra no podremos hablar de progreso real sino de pura basura tecnológica desde el mismo día que sale de fábrica.

    By Anonymous Canduterio, at sáb. oct. 21, 07:58:00 a. m. GMT+9  

  • Vaya,, veo, puies, que en España ya están a la altura de japón en desperdicio de bolsas. Supongo que en el DIA te las seguirán cobrando.

    Si es que cuando ecológicamente se es una república bananera, se es siempre así.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at sáb. oct. 21, 05:34:00 p. m. GMT+9  

  • Antes se me olvidó comentar tu referencia a la escena de Robocop en este post. JA JA!! Como me he reido. Tengo un amigo bastante colgado que le "afectó" mucho ver esa escena e incluso años después cuando le veía hacía el tonto levantando la mano así como colgando y diciendo "AYUUDAMEEEE!!". Todo un clásico.

    By Anonymous Canduterio, at dom. oct. 22, 11:54:00 p. m. GMT+9  

  • Eh, en el LIDL te cobran las bolsas, yo por eso llevo cuando voy. Las grandes del carrefour, mercadona e hipercor las cojo, para tirar la basura. Lo que siempre rechazo son las bolsas pequeñitas: esas diminutas donde sólo cabe un CD, una tarjeta de memoria para la cámara o un paquetito de pilas. Es tontería coger una bolsa para algo que cabe en el bolso. Sobre todo si la bolsa no la voy a volver a usar (porque las grandes las uso para la basura).

    En cuanto a la ecología, está claro que hay mucho que cambiar. Por ejemplo, la basura orgánica sigue mezclándose por el resto: en los tiempos de mi madre, se dejaba pudrir en el corral y se usaba como fertilizante. Pero claro, los pisos de 35 metros no tienen corral.

    En lo de la ecología, si no tienes más comentarios es porque todo el mundo está de acuerdo. Es como si dices: "El Sol sale por el este". Nadie te va a salir con que "discrepo, hay más matices en los que no has entrado que...". La ecología hay que defenderla por cojones porque no tenemos planeta de repuesto, y consumir a lo bestia sin preocuparse por los deshechos es estúpido y suicida. No hay mucho más que opinar, por eso no has recibido más comentarios. Por eso y porque en este punto, hasta los mismos japoneses se autocritican en mangas y animes, por lo que no estás hundiendo ninguna imagen idílica de Japón si criticas su postura al respecto de la ecología. ¿Pues no acaban de sobornar -a lo bestia- a la comisión para protección de las ballenas de la ONU par poder cazarlas a gusto? Muy corto te has quedado en la crítica, de hecho.

    Lo de las ballenas en concreto me repatea largamente, porque me da en las narices que no todos los japoneses comen ballena. Es un artículo de lujo, ¿no? Es como si España se gastara un dineral en sobornar a Eslovaquia para poder comer tortilla de huevo de cigüeña. O sea, con el dinero de todos los japoneses han sobornado a países tan balleneros como ¡Mongolia!, para hacerse con el control de la comisión al respecto de la caza de ballenas, y así poder llevar ballena a los restaurantes de lujo. Pero, ¿cuántos japoneses comerán ballena a menudo? ¿Y cuántos tendrán dinero como para probarla una vez en la vida? Pero hale, a gastar dinero en sobornos para que unos cuantos puedan jalar ballena a gusto.

    Así se les atragante.

    By Anonymous natsufan, at mar. oct. 31, 06:49:00 p. m. GMT+9  

  • Hola Natsufan

    Sím, en el lidl y tiendas de descuento como el día, te cobran las bolsas, cosa que me parece bien, ni que sea una cantidad simbólica. Aquí en japón, por el contrario, tienen mucha tendencia a darte de esas bolsas que dices "para cds". Como dice el título del artículo, es por pura inercia.

    Aquí en mi ciudad (y en todo el país en gneral, pero las nromas varían de lugar a lugar), no se pueden usar bolsas de la compra para tirar la basura. Te hacen comprar bolsas específicamente para eso. Otro gran ejemplo de política alejada de la realidad, de decisión tomada en los despachos, sin tener en lo más mínimo en cuenta el ahorro ecológico. El hecho es más sangrante si tenemos en cuenta que en esas reuniones tratarán el tema del reciclaje, se supone. Las bolsas de la compra,pues, a veces las uso para meter alguna cosa dentro de la bolsa de la basura que no quiero que se esparza, como algun plato roto, pieles de zanahoria, y tal. Es decir, tiro una bolsa de bolsas, y más me vale, porque si no, en esta casa no cabría de bolsas de la compra.

    Sobre lo de la basura orgánica, en teoría aquí hay que dividirla, pero no lo hace demasiada gente, más que nada porque si te tienes que estar 4 días sin poder tirarla, el piso se te llena (literalmente, sufrido y comprobado en mis carnes) de insectos.

    Ciertamente, el tema del post no se ha tratado mucho, y supongo que será porque la gente entenderá que la ecología que se practica aquí es en plan una de cal y otra de arena. Es triste que se desaproveche una costumbre que se le mete a la gente, como el reciclaje, pidiendo a la gente que lo haga de una manera que resulta totalmente nefasta. Da una impresión total de "quiero pero no alcanzo a más".

    Lo de las ballenas tiene su cosa. Camuflan sus barcos balleneros como barcos científicos (escuelas flotantes), pero es de todos sabido que se usan para pescar una escasa cuota que se les permite. Aquí la gente mira hacia otro lado. Ahora a estos paises les da por saltarse las moratorias unilateralmente. Bien, si al final se cargan todas las ballenas de la tierra, el problema lo tendrán ellos, que se quedarán sin negocio. Volvemos a estar en lo de siempre: querer conseguir beneficio a corto plazo sin pensar en el futuro. En todo caso, no traté el tema de las ballenas en este post, porque ya tiene unas semanas, y simplemente, en ese momento, no pensé en ello. Me fijé en lo que toca más de cerca al ciudadano, pero tienes razón, tendría que haber metido caña en este tema. Cuando acabe mi tesis de master y tenga más tiempo, intentaré informarme al respecto y escribir algo.

    La ballena, por lo que se, es un artículo, en un principio, de lujo, aunque se ha intentado popularizar en algunos restaurantes de comida rápida en plan "hamburguesa de ballena", en zonas concretas. Vamos, que intentan hacer negocio acostumbrando a la gente a que lo pidan, para que haya demanda, tengan una excusa, por la necesidad, de ir a cazar ballenas sin permiso, y acabar haciendo una política de hechos consumados. Y no dudo que lo conseguirán. Fíjate que aquí en japón no puedes ir a un acuario de estos grandes (el de Osaka es enorme, creo que el segundo del mundo, o lo era hasta hace poco), sin sentir algo de vergüenza ajena, porque ves a la gente mirándose los cangrejos araña. los peces y las ballenas, con cara de "hmmmmm que rico debe de estar", medio babeando. Pensando con el estómago. Es por eso que si les da por intentar expandir el mercado de la carne de ballena, no dudo que este país se vaya a apuntar. Vamos, si inetntaran expandir el consumo de carne de cocodrilo, sería un tema totalmente distinto, pero en lo que se refiere a criaturas marinas, son muy lanzados.

    Vamos, en resumen, que esto de la caza de ballenas que s está oyendo ahora es un intento para presionar y que se pueda expandir el consumo de la carne de ballena reduciendo drásticamente el precio. Todo puro mercadeo.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mié. nov. 01, 02:58:00 a. m. GMT+9  

  • Hombre, tranquilo, que no te estaba exigiendo que hablaras de lo de las ballenas :) Sólo comenté que para lo anti-ecológico que es Japón, has sido suave. El "asalto" a la comisión ballenera fue después de que pusieras este post, así que no podías saberlo :)

    Pero sí que es curioso lo de que no te dejen tirar la basura en las bolsas de la compra. No dejarme usar las de la tienda implica desperdiciar el doble o el triple de plástico... Igual es para potenciar la venta de bolsas de basura, pero... ¿qué rayos hacen con la basura? No creo que tengan mucho sitio para vertederos. Supongo que tendrán incineradoras, pero las incineradoras nos traen a nuestras amigas las dioxinas... Menudo plan.

    Y lo que cuentas del intento de crear más mercado para la carne de ballena sí que es repugnante. Si yo quisiera crear un mercado, lo crearía para las medusas, que con el efecto invernadero van a llegar a porrillo, y no para un bicho en peligro de extinción. ¿Tú crearías un mercado de venta de algo que en cuanto lo coman más de tres personas va a desaparecer? Como estrategia empresarial es un poco gilipuertas, ¿no? Te sale más rentable el Final Fantasy...

    En cuanto al pescadito... es lo más sano en proteínas que se puede comer, y la prueba es que viven muchos años... El problema es que son 130 millones de personas comiendo pescado a dos carrillos, y allá por donde pasan dejan el océano como una piscina: vacío. Ya podrían invertir un poco en piscifactorías, porque al paso que van, se van a quedar sin pescado ellos y nos vamos a quedar sin pescado nosotros (aunque los europeos también hemos hecho alguna barrabasada en nuestro terreno, la verdad sea dicha).

    Pero... volviendo a lo de la ballena... Yo de verdad que eso sí que no me lo explico. Si quedan pocas, y también pescan los noruegos y un par más (ya conocía yo lo de las capturas "con fines científicos", pero al menos estaban limitadas en numero)... ¿Cómo van a abrir un mercado de eso? Si yo quisiera potenciar un mercado de algo, intentaría que fuera de algo que pueda producir siempre, no de algo que se va a acabar ya mismo. Eso, ¿será cabezonería, orgullo, o qué? Uno no se explica cómo están dispuestos a gastarse un dineral en llevarle la contraria al resto del mundo para cazar un bicho que, de ser cazado libremente, en diez años se acaba. No resiste ningún análisis lógico, no me lo explico.

    By Anonymous natsufan, at mié. nov. 01, 04:22:00 p. m. GMT+9  

  • Bueno, y que me dices cuando vas a comprar una baguette a Pompadour o Andersen: Tres bolsas: 1 de plastico alargada para meter el pan cuando lo empiezas, para que no se seque. Otra de papel, tambien alargada, con la publicidad de la empresa, para meterla cuando compras y otra bolsa, con asas para transportarla. Y cada baguette a 230 yenes...Calculas cuanto pueden valer las tres bolsas...? Digo yo que podrian darte solo 1 bolsa alargada con asas y con publicidad y poner la baguette 30 o 40 yenes mas barata.
    Y cuando vas a comprar una botella de vino o whisky, dos bolsas: una de papel donde meten la botella para que no se vea lo que llevas
    ( prejuicio social de la bebida ) y una de plastico con asas, mas fuerte que las normales, para llevarla. O para la compresas lo mismo, 2 bolsas, como si tener la regla fuera un pecado mortal.
    Sobre las ballenas ya ves. esta semana 2 programs he visto ya sobre sashimi de ballena y en los supermercados se vende la carne con un dibujito de una ballena saltando y riendose feliz. maldita la gracia que le habra hecho a la ballena que han hecho filetitos. Si es con motivos cientificos..a donde va ese dinero..? Se reinvierte en fines cientificos o pasa a manos privadas...?

    By Anonymous x, at mié. nov. 01, 05:53:00 p. m. GMT+9  

  • Hola Natsufan

    Nah, no te preocupes. Simplemente algún día hablaré del tema de las ballenas, pero es que ahora no estoy en disposición de escribir nada relevante, pues tampoco sigo el tema día a día. En el tema ecológico, este país sigue en la época del desarrollismo, el hombre contra la naturaleza, y dando preferencia antes a los intereses empresariales que a la ecología. Se hace algo para intentar arreglarlo, pero se deshace con el doble de fuerza por otro lado. Deberían aplicarse esa frase de "no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia".

    Lo de las bolsas de basura es para al menos Kobe. Osaka creo que también, y en las grandes ciudades imagino que no cambiará demasiado. Otra cosa es que de tanto en tanto sí que veas cosas de basura tiradas con bolsas del supermercado, pero la norma dice que tienes que comprar bolsas (o sea, gastar petróleo y enviar soldados japoneses a Irak) para deshacerte de la basura.

    Con la basura, imagino que harán varias cosas. Una parte irá a incineradoras, y otra a vertederos. Una técnica bastante curiosa que tienen, de resultados irregulares, es usar como vertederos el interior de islas artificiales en construcción (que hay muchas, y hasta hay aeropuertos en ellas, como seguro que habrás leído alguna vez sobre algunas de ellas). Digo lo de resultados irregulares porque en Kobe, una de las islas artificiales que hay, Port Island, que es bastante grande, la hicieron como un vertedero luego cubierto de cemento. Lo que pasó es que con el terremoto del 95, el nivel de la isla bajó bastantes centímetros de golpe, y se abrieron grietas por las que subió la basura a presión. El resultado es que en Port Island hay más cucarachas que en cualquier otro lugar de la ciudad. He conocido gente que ha vivido en residencias de estudiantes de por ahí y me decían que es la viva imagen de lo que se ve en esa mítica película que es "EL cuchitril de Joe".

    Sobre lo de la carne de ballena, me reafirmo en lo dicho por mí y por Coelacanth siempre que hemos podido: en este país, si hay un interés comercial serio por algo, eso primará sobre cualquier otro condicionante. En todo caso, al final, el éxito de esto de las hamburguesas estas dependerá del consumidor, pero siendo este país, o me extrañaría que, de haber material, su consumo se difundiera bastante. En otro lugar, quizás no, pero aquí, le dan bastante al pescado y a todo lo que viene del mar, cosa que es buena, pero hay que ir con cuidado.

    Sobre las medusas, pues no se qué mercado se les podría dar, porque si las secas, queda poco. SUpongo que se podría hacer harina de ellas, pero no creo que el beneficio fuera muy elevado. Bien, son otra plaga, en el mediterráneo, derivada del cambio climático. A ver si, ahora que Blair ha alzado la voz, el resto del mundo se pone las pilas.

    Sobre lo de que se acaben las ballenas si se sobreexplota, supongo que son conscientes de ello, tal como las petroleras de todo el mundo son conscientes de que se acabará el petróleo, y se les acabará el negocio, pero en ese momento, imagino que variarán su estrategia comercial, en ambos casos. Como decía el Agente Smith en matrix, la especie humana es un virus.

    Me suena que hace poco se dictó una orden de parada de capturas de - creo - atún por aquí Japón, para dejar que se recuperaran. Son 127 millones, pero a mí lo que me da miedo es que en todo el mundo somos mas de 6000, y alimentar a todos es algo que un día dejaremos de poder hacer, sobre todo cuando el mundo se divida entre zonas desérticas y zonas arrasadas por monzones y riadas.

    De piscifactorías, supongo que tendrán, pero ya te digo, por o general, están en la época del desarrollismo, mentalmente, y la gente aquí se piensa que los recursos del mundo son ilimitados, por simple extensión de lo sucedido hasta ahora (algo muy típico): si hasta ahora ha habido, siempre habrá. Esa máxima la aplican también a la economía: si hasta ahora a funcionado (que no), tiene que seguir funcionando (que va a ser menos). Esto es bastante sangrante, pues además los datos económicos del pasado septiembre vuelven a apuntar una crisis. El tan cacareado repunte de la economía japonesa no se lo cree ni buda.

    SObre lo de la lógica de lo de las ballenas, me remito a lo dicho antes: Se expolia un lugar, y luego se expolia otro, y así sucesivamente hasta que no tengamos que ir a Venus para vivir en un desierto permanente.

    Venga, un saludo

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mié. nov. 01, 06:47:00 p. m. GMT+9  

  • Hola, X

    Nunca me han dado más de 2 bolsas en panaderías, e igualmente me parecen excesivas. La frase que más repito últimamente es "No me des la bolsa". Lo de las 3 bolsas esas es de juzgado de guardia.

    Ahora que lo dices, ciertamente, esas bolsas te las deben de cobrar, de una manera u otra, con lo cual, encima, cuando les digo que no me den bolsas, me están tomando el pelo. Si es que... Vamos, es como con las comisiones de los bancos, que luego te das cuenta de que buena parte de eso se va en tener una persona en cada sucursal diciendo irasshaimase y arigatou gozaimashita a todo el mundo que entra y sale. Con lo fácil que es hacerlo con dos células fotoeléctricas y un altavoz, y la gente le iba a hacer igual de poco caso.

    Es curioso lo del prejuicio social de la bebida que dices. Y es muy hipócrita por parte de japón, vamos. Precisamente aquí, que se bebe sin control en izakayas, y demás, te tienen que tratar la bebida que compras en una tienda como si fuera droga. Vamos, parecen comportamientos adquiridos hace siglos que no se hayan atrevido a cuestionarse. Da que pensar, vamos. Tengo suerte de no comprar vino ni bebidas alcohólicas para llevarlas a casa, porque no me gustaría que me hicieran sentir pecaminoso teniendo que llevar la bebida así de oculto.

    Lo de la regla y las compresas, me ha desencajado la mandíbula. Un momento que me la reajusto. Dios santo.

    Hm gracias por la información de lo de la ballena. En mi supermercado no se ve, de carne de ballena, por suerte, pero ya veremos cuanto tardan en ponerla si la cosa se populariza. Lo de los dibujitos de la ballena, yo no se lo tengo en cuenta, pues en este país, casi todo se tiene que explicar o indicar de forma infantiloide, con dibujitos y animalitos. Acaba rayando mucho, y por dentro pides a gritos que te traten como una persona adulta, de forma directa y sin hipocresías ni dibujicos. En todo caso, lo de la caza de ballenas con motivos científicos, no te lo creas ni un segundo. La caza de ballenas dudo que de beneficios al sector público. Los únicos a beneficiarse fijo que serán 3 o cuatro empresas que tendrán los medios. Y ciertamente, ese dinero, no lo van a invertir en ciencia.

    Malditos simbolos en el metro con animalitos, por cierto. Que manía tienen de meterle a absolutamente TODO una mascota. Es algo que me revienta cantidaz.

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mié. nov. 01, 07:10:00 p. m. GMT+9  

  • Me alegra que este hilo siga activo. Me quedo con la frase "no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia".

    Y añado un complemento:
    "para limpiar una cosa hay que ensuciar otra"

    Por ello, no es que haya perdido la fe en el reciclaje, sino que me repatea que el reciclaje se esté viendo como una forma para poder seguir consumiendo sin freno ni vergüenza. "No! No os preocupéis, la basura no nos comerá! La tenemos a raya, reciclad y seguid consumiendo."

    En cierto modo, si no fuera porque estoy convencido de que no es hecho aposta sino fruto de alguna ineficacia burocrática, casi que celebraría que en Japón no se recoja la basura a diario. El hecho de que uno tome conciencia a través de sus propios ojos de la cantidad de basuras que genera en cuestión de días es posiblemente una de las pocas formas que existan de hacerle cambiar de hábitos (siempre que no sean tirar la basura en casa del vecino). Aquí en Europa es demasiado facil deshacerse de lo que no interesa, por tanto nadie toma conciencia de lo que significa Reducir.

    No hay solución en un mundo donde lo único que importa es vender y comprar. ¿A alguien se le ha olvidado que Reciclar es la última de las 3 "R" (Reducir, Reutilizar, Reciclar) ? Ese orden no es casual. Lo que pasa es que "Reducir" no vende. ¿A quién le interesa vender menos? "Reutilizar" tampoco. ¿A quién le interesa que en lugar de comprar algo nuevo lo pidas a un amigo o lo compres de 2a mano? En cambio "Reciclar" que empuja la cadena comercial, pues te ayuda a deshacerte de algo para comprar otra cosa, mientras que el objeto original se reprocesa y se vuelve a vender de otra forma.

    En verdad pienso que en el s.XX se han hecho cosas que antes habrían parecido magia (¿o no fué mágico llegar a la Luna?), pero ninguna tan alucinante como el mágico contenedor de basura. El truco de la chistera con el conejo es una tontería comparado con eso. Eso de poder meter algo en un cubo y que al cabo de unas horas haya "desaparecido"... ¡ESO ES MAGIA! Pues en el s.XX hemos aprendido a creer en este y otros trucos, y seguimos en ello. Sólo desde hace unos pocos años algunos se empezaron a preocupar por donde iba a parar el conejo cuando desaparecía de la chistera.

    El poder deshacerse de las cosas es un paso imprescindible para poder acceder a otras, especialmente en el entorno cosmopolita, y por tanto siempre se ha dado cancha a facilitar este ritual. Ahora aparecen los Ecoparques donde dejar "civilizadamente" resíduos electrónicos y demás, y de nuevo sirven de acto expiatorio para tirar y pasar a otra cosa, mariposa. En gran parte, es otra "chistera" de la que hay que hay que saber algo más:

    "Reciclaje" de material informático
    Material informático y contaminación medioambiental

    La filosofía de la reparación está desapareciendo a pasos acelerados. La tecnología se hace barata para que pueda democratizarse, pero a la vez se dificulta su reparación debido a la miniaturización o a la creciente complejidad. Todo lo que viene de China tiene una política de reparación nula (o sea, "canje" en garantía y acabada ésta... ya te apañarás). Se acabó eso de cambiar una resistencia o un condensador a la radio y tira millas. Ahora: al cubo y otra nueva. Actualmente trabajo en el sector de reparación electrónica y sé lo que digo, la tendencia es clara.

    Como ya he dicho en un comentario anterior de este post, el día que la Ciencia cierre los ciclos que abre (como hace la Naturaleza) empezaré a volver a creer en ella. Pero en el fondo no culpo a la Ciencia, sino a su uso indiscriminado sin prever las consecuencias de la masificación de su uso, sea el automóvil el mayor exponente de esto. La Ciencia intenta llegar al fondo de las cosas, pero los mercaderes que la venden en el bazar les basta con llegar hasta el momento de hacerte pasar por caja.

    Y siempre vuelvo a lo mismo: lo que no es facturable, no interesa a nadie, tanto si conviene como si no. Cita de la revista Consumer:

    "Las grandes compañías petroleras y eléctricas anteponen el control de las fuentes energéticas, en la medida que la energía solar es incontrolable, no se encuentra en pozos ni en reservas de explotación, ni es posible envasarla para su distribución. Así, la alternativa solar no termina de convencer a las empresas energéticas. Algunas lo intentaron: acotaron grandes espacios naturales sin valor ecológico especial, donde construyeron gigantescos receptores concentradores de la luz, para transformarla en energía eléctrica y, una vez cautiva en las redes de distribución convencionales, venderla al usuario al igual que si se tratara de electricidad proveniente de centrales térmicas o nucleares. No tuvieron éxito."

    Bueno, esto se me ha hecho muy largo y quizás no lo lea nadie. En otra ocasión hablaré (o mejor, desmitificaré) el tema del hidrógeno.

    Ah, y de lo de las mascotas alegres, recordad todos a Rodolfo Langostino. En estas fechas pronto saldrá diciendo "Llevame a casa" con acento argentino, ¡no te jode!

    By Anonymous Canduterio, at mié. nov. 29, 04:09:00 a. m. GMT+9  

  • Hola, Canduterio.

    Hm no se me había ocurrido la ley de la conservación de la suciedad que propones. Jajaja, si la suciedad es materia, entonces se le puede aplicar lo de e=mc^2 xDDd

    Como he comentado alguna vez, aquí la basura la echan como relleno en las islas artificiales que construyen de tanto en tanto, algo que está muy bien hasta que hay un terremoto y te salen grietas como en Port Island, Kobe, sumidero de cucarachas como hay pocos.

    Lo de no tirar la basura cada día, va bien cuando vives solo, porque, ciertamente, te das cuenta de lo que produces. EL problema es que eso se aplique a todos por igual. Imagínate una casa con 6 personas. Un calvario.

    Tienes razón: reducir no vende, y menos en un país en el que te envuelven las galletas de forma individual. Reutilizar, menos: a los japoneses les gustan las cosas nuevas, les han metido esa mentalidad encima (ni que el mercado de segunda mano sea espléndido). No les critico por eso, a todo el mundo le gusta tenerlo todo reluciente, pero eso no puede ser a costa de una reflexión sobre si uno necesita algo o no, que bastantes personas, aquí y en otras partes, tienden a no hacerse.

    Como bien comentas, el reciclaje, por si solo, sirve de poco. Lo veo como una caridad: el que recicla se siente satisfecho como ciudadano, por haber hecho su parte. Cierto, pero incompleto.

    Sobre reciclar trastos grandes, uno de los problemas aquí y en otras partes es que según que cosas, tienes que llamar para que te las vengan a recoger, y te cobran. O al menos esa es la excusa que me dan en la universidad para que encima de los armarios de la sala de estudiantes de master estén guardados (de forma precaria) varios ordenadores que tendrán de 17 a 24 años, así a ojo. Deberían estar en un museo.

    Las imagenes de los pdf esos son muy fuertes. Me han traido a la cabeza escenas de terminator y de blade runner. Por qué será...

    Yo creo que la Ciencia se prostituye y vende al mejor postor, y de ahí que tengamos el dinero a i+d que se da a defensa, y que sigamos con el paradigma de gasolina. El capitalismo también tiene sus putadas, por desgracia.

    Sobre energías alternativas, hace unas semanas semanas leí en bbc news, en la sección the green room, un articulo curioso hablando de los combustibles vegetales, y de cómo pueden ser más un problema que una solución. Tema curioso, ciertamente.

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/5369284.stm

    Che, un saludo, pibe :D

    By Blogger R - ヘ(゚∀゚ヘ)アヒャ, at mié. nov. 29, 11:30:00 a. m. GMT+9  

  • Bueno, yo no me quejaría, piensen, podrían vivir en México, aquí alegrate si pasa la basura y si los vecinos no queman sus desechos en pleno patio para deshacerse de ellos o te dejan lindamente la bolsa de basura afuera de tu casa todos los dias, aca eso pasa todo el tiempo, ya quisieramos que hubiera reciclaje o intención de conservar los recursos, por incoherente que sea

    By Blogger izzaki, at sáb. feb. 06, 09:44:00 a. m. GMT+9  

  • La verdad es que eso de rechazar las bolsas de plástico creo que sólo lo hacemos los extranjeros, porque jamás vi un japonés hacerlo en ninguna tienda, y cuando yo lo hacía me miraban con cara rara.

    Supongo que los recursos para ellos como "vienen de fuera", pues son "inagotables". No olvidéis que si tienen bosques es porque roban los del Amazonas.

    Yo cuando llegué a Japón pensé que se preocupaban por la ecología, pero eso, como muchas otras cosas, demostró tristemente ser una fachada, y la realidad me dijo que en realidad es todo lo contrario.

    Por cierto, yo he recogido basura tirada fuera de la papelera (por jugar a las canastas) de unos japos jóvenes de esos gilipollas, luego tiraron otra y ya dije: "Vas a vacilar a tu puta madre", y no la recogí. Pero no dejó de resultarme triste ver como están degenerándose los japos, hasta en aspectos como ese.

    Por cierto, las papeleras tampoco abundan; era desquiciante ir con la basura por la calle esperando a que hubiera una maldita papelera.

    By Anonymous Horokew Kamui, at mié. feb. 01, 09:28:00 a. m. GMT+9  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home